Inicio Carta del director Inteligencia artificial y paz

Inteligencia artificial y paz

174

Al iniciar el año nuevo, y con motivo de la 57 Jornada Mundial de la Paz, su santidad el papa Francisco nos ha presentado un mensaje, con el tema es: “Inteligencia Artificial y Paz”. El Romano Pontífice está consciente del avance espectacular de este medio tecnológico, y conviene precisar las ventajas y desventajas que puede tener para nosotros. Una de las ventajas es que permite que las máquinas hagan de forma automática tareas que para los humanos resultan repetitivas y tediosas y una de las desventajas es, que, al reducir la intervención de los humanos en ciertos procesos, acaba con las posibilidades de que estos puedan cometer errores. Por ejemplo, una errata al introducir un dato en la contabilidad de un negocio. El mensaje tiene ocho temas, que busca crear conciencia de este sorprendente aporte a la tecnología. Les presento un escueto resumen a mis amables y fielmente lectores.

 

1. El progreso de la ciencia y de la tecnología como camino hacia la paz

La inteligencia es expresión de la dignidad que nos ha dado el Creador al hacernos a su imagen y semejanza (cf. Gn 1,26) y nos ha hecho capaces de responder a su amor a través de la libertad y del conocimiento. La inteligencia humana, ambas son producto extraordinario de su potencial creativo.

 

2. El futuro de la inteligencia artificial entre promesas y riesgos

La inteligencia artificial, por tanto, debe ser entendida como una galaxia de realidades distintas y no podemos presumir a priori que su desarrollo aporte una contribución benéfica al futuro de la humanidad y a la paz entre los pueblos. Tal resultado positivo sólo se logra respetando y valorando los derechos fundamentales como «la inclusión, la transparencia, la seguridad, la equidad, la privacidad y la respon­sabilidad».

 

3. La tecnología del futuro: máquinas que aprenden solas

La habilidad de algunos dispositivos para producir textos sintáctica y semánticamente coherentes, por ejemplo, no es garantía de confiabilidad. Se dice que pueden “alucinar”, es decir, generar afirmaciones que a primera vista parecen plausibles, pero que en realidad son infundadas o delatan prejuicios, y puede obstaculizar la paz.

 

4. El sentido del límite en el paradigma tecnocrático

Nuestro mundo es demasiado vasto, variado y complejo para poder ser completamente conocido y clasificado. La mente humana nunca podrá agotar su riqueza, ni siquiera con la ayuda de los algoritmos más avanzados; al final «la realidad es superior a la idea».

 

5. Temas candentes para la ética

La falta de niveles diversificados de mediación que estos sistemas introducen está particularmente expuesta a formas de prejuicio y discriminación. Los errores sistémicos pueden multiplicarse fácilmente, produciendo no sólo injusticias sino también  desigualdad social.

 

6. ¿Transformaremos las espadas en arados?

La posibilidad de conducir operaciones militares por medio de sistemas de control remoto ha llevado a una percepción menor de la devastación que estos han causado y de la responsabilidad en su uso, contribuyendo a un acercamiento aún más frío y distante a la inmensa tragedia de la guerra.

 

7. Desafíos para la educación

Las escuelas, las universidades y las sociedades científicas están llamadas a ayudar a los estudiantes y a los profesionales a hacer propios los aspectos sociales y éticos del desarrollo y el uso de la tecnología.

 

8. Desafíos para el desarrollo del derecho internacional

Espero que esta reflexión anime a hacer que los progresos en el desarrollo de formas de inteligencia artificial contribuyan, en última instancia, a la causa de la fraternidad humana y de la paz.

Felipe de Jesus.