Inicio Noticias La Republica dominicana clausura las celebraciones del Jubileo de la Altagracia

La Republica dominicana clausura las celebraciones del Jubileo de la Altagracia

157

Este año concluyen las celebraciones especiales del Jubileo de la Altagracia, que marca el centenario de la Coronación Canónica de la imagen de la Virgen de la Altagracia, conocida como Madre y Patrona del pueblo dominicano.

En la solemnidad de la Asunción, la Iglesia dominicana cierra las celebraciones del Jubileo de la Virgen de la Altagracia. Al acto de clausura se realizará el 15 de agosto con la presencia del enviado especial del Papa Francisco, monseñor Edgar Peña Parra, suplente de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado.

Los dominicanos son muy devotos de la Virgen de la Altagracia, y todos los años se celebra una peregrinación especial del 10 al 14 de agosto desde el Santuario Nacional del Cristo de los Milagros, en el municipio de Bayaguana, hasta la Basílica de la Altagracia en la ciudad oriental de Higüey, donde está consagrada la imagen. Durante los cinco días de caminata los peregrinos recorren 114 kilómetros.

En un mensaje dirigido al pueblo dominicano el 15 de julio, con motivo de la celebración del año jubilar, el Papa Francisco señaló que su profunda devoción a la Virgen de la Altagracia «es un signo de las raíces cristianas que caracterizan y dan vida» a su tierra y, por ello, les animó a no desfallecer en su testimonio de fe, a cuidar y fortalecer, con el ejemplo y la intercesión de la Virgen María, su amor a Jesús y a la Iglesia».

El Papa señaló que la imagen que muestra la mirada amorosa de la Madre contemplando al Niño que duerme confiadamente en su regazo «es una invitación a aprender a ver, a través de sus ojos, a Jesús presente en nuestro prójimo, y a recordar que formamos parte de la misma familia humana llamada a vivir juntos en fraternidad y solidaridad. De esta manera, la Virgen de la Altagracia ha sido para el pueblo dominicano una fuente de unidad en los momentos difíciles y una mano segura que lo apoya en los contratiempos que se presentan en su vida cotidiana».

Como muestra de su afecto al pueblo dominicano, el Papa Francisco ha enviado al Arzobispo Edgar Peña Parra, Sustituto de la Secretaría de Estado, como su Enviado Especial al acto de clausura del Jubileo de hoy, quien rendirá homenaje a la Virgen de la Altagracia, en su nombre, depositando una Rosa de Oro a sus pies.

La jornada comenzará con el rezo del Rosario de la Aurora en el Santuario de Nuestra Señora de la Altagracia, seguido de un Acto Patriótico presidido por las autoridades civiles, y al que asistirá el Enviado Especial del Vaticano junto a los Obispos dominicanos, en la Puerta del Conde, donde hace un siglo tuvo lugar la Coronación a la Virgen. La clausura del Jubileo estará marcada por una misa solemne presidida por el arzobispo Peña Parra en el Estadio Olímpico, con unos 700 concelebrantes, y un concierto mariano.