Inicio Noticias La familia, un desafío

La familia, un desafío

26

La familia, es un ente necesario y fundamental en el conglomerado humano. Es la célula primera y vital de la sociedad. Hemos de reconocer que crecer en valores en el entorno familiar se ha complicado debido, a que los la nueva ge-neración cuando establece familia, llega allí arrastrando antivalores que asimilo en una familia disfuncional, los cónyuges no tienen claro los pilares que edifican una familia , y sus hijos serán esa esponja que absorbe lo bueno y lo malo.

La exhortación Apostólica, post sinodal “Familiaris Consortio”, salvando la distancia, describe la situación familiar: 

“La familia, en los tiempos modernos, ha sufrido quizá como ninguna otra institución, la acometida de las transformaciones amplias, profundas y rápidas de la sociedad y de la cultura. 

Muchas familias viven esta situación permaneciendo fieles a los valores que constituyen el fundamento de la institución familiar. 

Otras se sienten inciertas y desanimadas de cara a su cometido, e incluso en estado de ignorancia respecto al significado último ya la verdad de la vida conyugal y familiar. 

Otras, en fin, a causa de diferentes situaciones de injusticia se ven impedidas para realizar sus derechos fundamentales ”. (FC # 1).

Los cambios que se han registrado en la familia, obedecen a varios factores. Uno, los cambios cultu-rales, los pueblos y la sociedad en general experimentan cambios inesperados, debido a que la forma de pensar evoluciona.

No obstante, a la involución de la familia tradicional, los valores que dan soporte a la familia y han de ser inalterables, en la dimensión humana: la verdad, la sinceridad, la honestidad, la solidaridad, la fraternidad, la fidelidad, la laboriosidad , el deseo de formarse y prepararse para el futuro. Y en la dimensión espiritual, cultivar una relación cercana con Dios Padre Creador. 

El bombardeo que experimenta familia, es dirigido por las redes sociales. La música, las serie, las tele-novelas, las películas, las modas, los libros, etc. Muchos se preguntan ¿Cuál es la verdad? ¿Cómo logro saber la verdad? ¿Tendrá sentido el matrimonio?

Hoy más que nunca la lucha por los intereses de grupos e instituciones, lanzan sus dardos envenenados para manipular la verdad y desestabilizar la familia. La mentira es maquillada, para que aparente verdad. De ahí la postura de algunos de rechazar el matrimonio, pues toman como referencia los que fracasan en su relación. Otros defienden el matrimonio de un mismo sexo. Y los países que han aceptado legalmente este modo matrimonio, han tenido que aceptar lo inesperado, la adopción de niños. 

Finalmente hemos de reconocer que derechos fundamentales de la familia que se le han negado. Las situaciones de injusticias impiden que numerosas familias no tienen acceso a la educación, a tener una vivienda digna, al trabajo digno e ingresos justos, a la salud plena y la seguridad social.

Como se puede ver, lograr conducir a una familia por el camino del amor, del respeto, de la honestidad y de la búsqueda sincera de Dios, constituye un desafío para el presente y para el futuro.

Felipe de Js. Colon