Inicio Noticias Un obispo de Argentina ruega a legisladores detener la masacre de asesinar...

Un obispo de Argentina ruega a legisladores detener la masacre de asesinar niños inocentes por el aborto

36

“¡Detengan esta masacre! ¡Replanteen esta ley infame que ha legalizado la pena de muerte para niños inocentes!”, exhorto el Obispo de Oberá, Mons. Damián Bitar, a los legisladores argentinos ante la ley del aborto promulgada el 14 enero de 2021.

“¡Sean la voz de miles de seres humanos sacrificados por el abominable crimen del aborto! Si las leyes se apartan del bien moral y dejan de tutelar a los más frágiles e indefensos entonces nos obligan a decir que ‘No todo lo legal está bien’”, afirmó el Obispo de Oberá en una carta el 3 de septiembre.

El Prelado señaló que “el aborto es un mal por donde se lo mire. No está bien eliminar una vida inocente e indefensa. Las evidencias sobran. ‘Legal o ilegal, el aborto mata igual’. Por favor, ¡detengan esta masacre!”.

Mons. Bitar se refirió a un caso reciente ocurrido en el Hospital de Tartagal, Salta, donde una joven madre de 21 años solicitó un aborto. La médico que practicó la muerte del bebé de 22 semanas y 2 días de gestación fue detenida tras ser denunciada por un familiar de la joven.

Según el diario El Tribuno la joven se habría arrepentido del procedimiento porque otro médico le explicó los riesgos. Sin embargo, la médico denunciada ya había comenzado el procedimiento con pastillas abortivas.

“Lamentablemente no ha sido el único caso. Ya se cuenta con cifras oficiales que hablan de miles”, afirmó el Obispo de Oberá.

Tras la “eliminación inmediata de las pequeñas vidas”, “nadie hablará después de las heridas que quedan por las filosas secuelas que provoca el aborto. Los traumas posaborto ya no serán noticia”, señaló..

Citando al médico que descubrió el genoma del síndrome de Down, Jérome Lejeune, Mons. Bitar expresó: “‘Es mucho menos pesado tener un niño en brazos que cargarlo sobre la conciencia’ y también aquella, constatada por la experiencia de profesionales de la salud y el acompañamiento afectivo y espiritual de millones de personas: ‘es más fácil sacar un bebé del útero que de la mente y del corazón’”.