Inicio Noticias Acerca de la felicidad

Acerca de la felicidad

79

La felicidad, ser feliz …. Es, sin dudas, un objetivo perenne de los seres humanos, que suele ser la respuesta a la pregunta sobre aquello que deseamos en la vida.

Pero, así como de idéntica es su búsqueda por parte de las personas, son variadas sus versiones. Cada quien tiene sus requerimientos sobre lo que entiende que lo hace o lo hará feliz.

Cuando abordamos el tema de la felicidad, es inevitable que casi siempre, esté acompañado de cierta imprecisión, como sí aún en concepto pareciera que se nos escapa de las manos, no se deja atrapar fácilmente.

¿Pero, en que situaciones se presenta la felicidad?

Pues ahí surge de nuevo el enfoque individual. Para muchos de nosotros es tener salud, que la familia esté completa, compartir con los seres queridos, llegar a una meta específica, realizar un sueño … hay tantas formas de sentirse felices como personas hay en el mundo.

Y sucede que muchas veces logramos lo que queremos, y habiendo llegado a este punto, consideramos que todavía necesitamos algo más, alguna otra cosa, para ser realmente afortunados. O simplemente comprendemos durante nuestro intento de obtener lo que anhelamos, cuan felices hemos sido o incluso somos, y no nos habíamos dado cuenta.

Lo cierto es que, para poder apreciar los momentos felices, nada más contundente que pasar por circunstancias tristes. Es ahí, cuando a través del contraste, podemos valorar todo lo positivo que hemos vivido que nos parecía tan simple, cotidiano, dado por hecho, y que cuando se nos pone lejano, entonces valoramos.

Quizás debamos comprender que esa felicidad eufórica tan anhelada, siempre será efímera, porque la naturaleza misma de la vida, con su ritmo cambiante, se la llevará de todos modos.

Sería interesante también concentrarnos en otros estados, como la tranquilidad, la paz, seguir luchando por lo que queremos siempre, y entender que la felicidad se encuentra precisamente en el recorrido.

Es importante que valoremos los momentos que vivimos, conscientes de que son irrepetibles. Hay situaciones que, por los cambios lógicos de la realidad, nunca podrán volver. Por eso, atesoremos las experiencias, entendiendo que, así como a veces, son los pequeños detalles los que más lastiman, igualmente las pequeñas cosas son también las que nos hacen más dichosos.

Somos felices, sobre todo, en nuestro interior, en cada uno de los recuerdos agradables que guardamos en nuestra memoria … Y con suerte y empeño podremos seguir encontrando la tan deseada felicidad, de vez en vez, en pequeñas y grandes cosas, que iluminen la rutina y las variables de nuestra existencia.

Sahyly Wehbe García