Inicio Noticias Dos jóvenes católicos fueron asesinados por soldados mientras recogían alimentos para los...

Dos jóvenes católicos fueron asesinados por soldados mientras recogían alimentos para los desplazados

91

En Myanmar la situación no mejora, en muchas ciudades las personas han tenido que huir hacia las zonas boscosas para protegerse de los enfrentamientos armados.

En Kayantharyar (Loikaw), en Myanmar, la situación sigue complicada para sus habitantes. Desde hace dos semanas no han parado los enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y los grupos armados karen (Karenni People’s Defence Force, Fuerzas de Defensa del Pueblo Karenni).

Esta situación ha obligado a las personas de la ciudad de Demoso a huir hacia los bosques para resguardar sus vidas.

Alfred Ludu y Patrick Boe Reh, eran dos jóvenes miembros de la parroquia de San José de Demoso que habían salido a recoger alimentos para las personas desplazadas.

En la segunda salida para la recolección, fueron emboscados por soldados que los mataron sin piedad alguna.

En los últimos días varias iglesias han sido atacadas por la artillería de la Junta. En varios de los ataques han matado a personas inocentes.

El arzobispo de Ragún, Charles Maung Bo, dice: «Esto es una gran tragedia humanitaria en la que muere gente inocente».

El mismo día del asesinato de los dos jóvenes católicos, también murió All Lo Sein de 24 años de edad, quien era miembro de una organización multiétnica de voluntarios, que intentaba proteger a unos civiles en medio de un tiroteo.

La Asociación de Ayuda a los Presos Políticos publicó el día jueves el balance actualizado de víctimas y presos. 831 personas han sido asesinadas desde el primero de febrero, cuando se dio el golpe militar, hasta ayer. Estas son solo las muertes que se han podido confirmar por las autoridades, es muy probable que este número no se acerque a la cifra real debido a que los enfrentamientos han sido muy violentos y los pobladores han tenido que desplazarse huyendo para resguardar sus vidas.

4.331 personas se encuentran en la cárcel por motivo de los enfrentamientos, solo 102 han sido juzgadas. 1.881 son las órdenes de captura contra los activistas que continúan prófugos de la justicia.

Las empresas multinacionales del petróleo y el gas que hacen negocios con la junta, la compañía francesa Total y la estadounidense Chevron, continúan haciendo presión y anunciaron que suspenderán algunos pagos a la empresa mixta de transporte de gas.

Al parecer, estas medidas no son de mucha ayuda, la ONU afirma que los militares obtienen sus ingresos de todo el proceso ligado al petróleo y el gas, desde su producción, transporte, venta e impuestos.