Inicio Noticias El Papa: la santidad no es para “especialistas de lo divino”

El Papa: la santidad no es para “especialistas de lo divino”

156
El Papa envía un videomensaje al Congreso Internacional “Mujer Excepcional” dedicado a Santa Teresa de Ávila, que finaliza hoy en la Universidad Católica Santa Teresa de Jesús de Ávila en España con motivo del 50 aniversario del Doctorado de la santa: la bondad de Dios “es mayor que todos los males que podamos hacer, y no se acuerda de nuestra ingratitud”, dice el Pontífice.

El Papa Francisco se hizo presente en el cierre del congreso universitario “Mujer excepcional”, con el que se conmemora el quincuagésimo aniversario de la proclamación de Santa Teresa de Jesús como Doctora de la Iglesia, llevado a cabo en Ávila del 12 al 15 de abril. El Sumo Pontífice, quien ya había mandado su saludo a través del Obispo de Ávila, Monseñor José María Gil Tamayo, leído en la apertura del congreso, quiso manifestar su cercanía y su acompañamiento también a través de un video mensaje con el que saludó a los participantes y volvió sobre la figura de la Santa abulense.

Los cristianos están llamados a renovar la tierra

“Mujer excepcional”, comenzó diciendo el Papa, son las palabras que utilizó San Pablo VI para describir a la santa capaz de perseverar en la unión con el Señor, de ser dócil al Espíritu quedando “toda abrasada en el amor de Dios”. La audacia, la creatividad y la excelencia de Santa Teresa como reformadora – subrayó Francisco – son el fruto de la presencia interior del Señor. Nuestros días tienen bastantes similitudes con los del siglo XVI en que vivió la santa. Como entonces, también ahora los cristianos estamos llamados a que, a través de nosotros, la fuerza del Espíritu Santo siga renovando la faz de la tierra, en la certeza de que en el último termino son los santos quienes permiten que el mundo avance aproximándose a su meta definitiva.

El camino de la santidad

Recordando que la santidad favorece “un estilo de vida más humano”, el Papa Francisco subraya que no es sólo para algunos “especialistas de lo divino” sino “la vocación de todos los creyentes”. Sin embargo, la santidad es originalidad porque cada uno está llamado a un camino diferente:

Los santos nos estimulan y nos motivan, pero no están para que tratemos literalmente de copiarlos, la santidad no se copia, “porque hasta eso podría alejarnos del camino único y diferente que el Señor tiene para cada uno de nosotros”. Lo que interesa es que cada creyente discierna su propio camino”, cada uno de nosotros tiene su camino de santidad, de encuentro con el Señor.