Inicio Noticias El Papa instituye la Jornada Mundial de los Abuelos y de los...

El Papa instituye la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Ancianos el cuarto domingo de julio

38

El Santo Padre explicó que el objetivo de esta Jornada Mundial es promover el encuentro entre generaciones, de los nietos con los abuelos y de los abuelos con los nietos, para «custodiar las raíces y transmitirlas».

(Agencias/InfoCatólica) Al finalizar el rezo del Ángelus en el Vaticano este domingo 31 de enero, el Papa Francisco anunció, la institución de la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Ancianos, que se celebrará en toda la Iglesia el cuarto domingo de julio, «cerca de la conmemoración de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús».

El Santo Padre explicó que el objetivo de esta Jornada Mundial es promover el encuentro entre generaciones, de los nietos con los abuelos y de los abuelos con los nietos, para «custodiar las raíces y transmitirlas».

El Pontífice recordó que «pasado mañana, 2 de febrero, celebraremos la fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo, cuando Simeón y Ana, ambos ancianos, iluminados por el Espíritu Santo, reconocieron en Jesús al Mesías».

Señaló que «el Espíritu Santo también hoy suscita en los ancianos pensamientos y palabras de sabiduría. Su voz es preciosa porque canta las alabanzas de Dios y custodia la raíz de los pueblos. Ellos nos recuerdan que la vejez es un don, y que los abuelos son el eslabón de unión entre las diferentes generaciones para transmitir a los jóvenes la experiencia de vida y de fe».

El Papa lamentó que «los abuelos muchas veces son olvidados, y olvidamos esta riqueza de custodiar las raíces y transmitirlas».

Por ese motivo, «he decidido instituir la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Ancianos, que se celebrará en toda la Iglesia cada año el cuarto domingo de julio, cerca de la conmemoración de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús».

«Es importante que los abuelos se reúnan con los nietos, y que los nietos se reúnan con los abuelos. Porque, como dice el profeta Joel, los abuelos ante los nietos soñarán, tendrán ilusión, y los jóvenes, tomando fuerza de los abuelos, saldrán adelante, profetizarán. Precisamente, el 2 de febrero, es la fiesta del encuentro de los abuelos con los nietos», concluyó el Papa Francisco.