Inicio Noticias Año dedicado a San José

Año dedicado a San José

111

Le presento un escueto resumen de la Carta apostólica “Patris corde”, que se traduce con corazón de Padre, así José amó a Jesús, llamado en los cuatro Evangelios: “El hijo de José”.  Contiene siete subtítulos, a saber: Padre amado,  Padre de la ternura, Padre de la obediencia, Padre de la acogida, Padre de la valentía creativa, Padre trabajador, Padre de la sombra. El Pontífice recuerda el 150 aniversario de la declaración de san José como Patrono de la Iglesia Universal. La dedicación termina el 8 de diciembre de 2021. San José es el padre putativo de Jesús. El papa Francisco ha querido dedicar un año especialmente al padre putativo de Jesús en ocasión de que hace 150 años se declaró al esposo de María como Patrono de la Iglesia Católica, en el año de 1870, con el decreto “Quemadmodum Deus”, por el beato Pío IX.

En el trasfondo de la Carta apostólica, está la pandemia de Covid-19 que -escribe Francisco- nos ha hecho comprender la importancia de la gente común, de aquellos que, lejos del protagonismo, ejercen la paciencia e infunden esperanza cada día.

Padre amado: La grandeza de  san José consiste en el hecho de que fue el esposo de María y el padre de Jesús. Ha sido un padre siempre amado por el pueblo cristiano.

Padre en la ternura: Jesús vio la ternura de Dios en José.

Padre de la obediencia: José estaba angustiado por el embarazo de la María, pero a través del ángel Gabriel, Dios habló en sueños al corazón de José, se levantó y aceptó ser el padre de Jesús y esposo de María.

Padre en la acogida: Al mismo tiempo, José es “un padre en la acogida”, porque “acogió a María sin poner condiciones previas”, un gesto importante aún hoy -afirma Francisco- “en este mundo donde la violencia psicológica, verbal y física sobre la mujer es patente”.

Padre valiente y creativo: Patris corde destaca “la valentía creativa” de san José, aquella que surge sobre todo en las dificultades y que da lugar a recursos inesperados en el hombre. “El carpintero de Nazaret -explica el Papa- sabía transformar un problema en una oportunidad, anteponiendo siempre la confianza en la Providencia”.

Padre del trabajo: Honesto carpintero que trabajó “para asegurar el sustento de su familia”, José también nos enseña “el valor, la dignidad y la alegría” de “comer el pan que es fruto del propio trabajo”. Este significado del padre adoptivo de Jesús le da al Papa la oportunidad de lanzar un llamamiento a favor del trabajo,

Padre en la sombra: Siguiendo el ejemplo de la obra “La sombra del Padre” del escritor polaco Jan Dobraczyński, el Pontífice describe la paternidad de José respecto de Jesús como “la sombra del Padre celestial en la tierra”. “Nadie nace padre, sino que se hace”, afirma Francisco, porque se hace “cargo de él”, responsabilizándose de su vida. Desgraciadamente, en la sociedad actual “los niños a menudo parecen no tener padre”, padres capaces de “introducir al niño en la experiencia de la vida”, sin retenerlo ni “poseerlo”, pero haciéndolo “capaz de elegir, de ser libre, de salir”.

La oración diaria del Papa a san José:

“Que no se diga que te haya invocado en vano, muéstrame que tu bondad es tan grande como tu poder”.

Indulgencia plenaria para el “Año de San José”: Se dan indicaciones específicas para los días tradicionalmente dedicados a la memoria del Esposo de María, como el 19 de marzo y el 1 de mayo, y para los enfermos y ancianos “en el contexto actual de la emergencia sanitaria”.