Inicio Noticias Monseñor Durán Tineo, Obispo Auxiliar

Monseñor Durán Tineo, Obispo Auxiliar

53

El pasado sábado 12 de septiembre, en horas de la mañana, el pueblo de Dios,  que peregrina en la Arquidiócesis de Santo Domingo, recibió a su nuevo Obispo auxiliar, Monseñor José Amable Durán Tineo. Fue una ceremonia sencilla y muy particular debido a la pandemia y el consejo sanitario de distanciamiento corporal. Monseñor Francisco Ozoria, arzobispo metropolitano, fue el ordenante principal y los obispos co-ordenantes, los Monseñores: Freddy Bretón y Héctor Rodríguez, los presbiterios acompañantes: Apolinar Castillo y Sergio de la Cruz.

La presencia de los miembros de la Conferencia del Episcopado Dominicano, reflejó un gesto claro de fraternidad, de acogida al nuevo miembro, y señal inequívoca de unidad del Colegio Episcopal.

Aquellas naves históricas de la Catedral Primada de América, Santa María de la Encarnación, cobijaron la presencia de sacerdotes venidos de diferentes puntos del país, familiares, autoridades civiles y militares y representación de los diferentes Decanatos de esa pequeña porción del pueblo de Dios.

El Rito de Ordenación Episcopal,  es precedido por la lectura de la Bula papal, el cual destaca las motivaciones por la que el Santo Padre,  acepta la petición de Monseñor Ozoria, y por qué  el sacerdote es idóneo,  para el oficio de Obispo auxiliar. Durante la homilía, el cabeza de esa iglesia local, Monseñor Ozoria, destacó: “Puede que hayan más sacerdotes con mayores cualidades para Obispo auxiliar, pero José Amable fue el elegido.”

La Bula papal,  señala cuatro cualidades, que adornan al nuevo obispo: Tiene el carácter, las virtudes, claridad de la doctrina y las experiencias pastorales necesarias, para afrontar, desde la fe,  las responsabilidades  que el señor arzobispo Monseñor Ozoria le encomendará.

Cada insignia episcopal, tiene un significado teológico, cargado de signos y símbolos. El solideo, significa solo ante Dios;  la cruz pectoral, recuerda la pasión del Señor; el anillo, simboliza el desposorio del obispo, a la cual entrega su vida a una fidelidad incorruptible;  el báculo, signo exterior de la tarea pastoral del obispo, quien en nombre de Cristo apacienta a la Iglesia de Dios;  y  la mitra, significa la preeminencia a la santidad, llamado a ser ejemplo de vida santa.

Llamó a la atención,  la anécdota que el nuevo Obispo auxiliar, monseñor José Amable, testimoniaba a la asamblea eucarística, aconteció que,  en una de las visitas de fin de semana que los seminaristas realizaban a su casa, para estar con su familia,  su madre Crecencia de Jesús Tineo (fallecida), le colocó en el pecho una cruz de tamaño mediano atada a un sencillo cordón color negro, signo de un gran deseo de que un día el Señor le concediera la gracia del sacerdocio. Al llegar al Seminario San Pío X, en el comedor, los compañeros seminaristas al verlo gritaron a coro: “¡Monseñor!”.  Expresa, además que no se imaginaba que el Señor en su divina providencia, tendría señalado este día para hacer realidad lo que comenzó como una simple broma.

Puntualiza el nuevo Obispo auxiliar, Monseñor Durán Tineo, que el ministerio ordenado es un don para el servicio: “Vengo a caminar y trabajar en espíritu de fraternidad, corresponsabilidad y participación”. Se muestra un defensor de la vida humana desde la concepción hasta la muerte. Desea acompañar y anima, con Corazón de pastor,  a los jóvenes, a los niños y a todos los afectados de la sociedad por la pandemia de la violencia, la inmediatez, y  la exclusión. Está convencido que el reino de Dios no se construye sobre la base de las fuerzas, influencias o habilidades humanas, sino sobre la gracia y el poder de Dios.

¡Por qué tú vas conmigo!, reza su lema episcopal, y como hombre de fe, pide a los presentes,  que le encomienden en sus oraciones al Sagrado Corazón de  Jesús y al Inmaculado Corazón de María, para que pueda responder con fidelidad y entrañas de misericordia a la misión que hoy la Iglesia le encomienda.

Felipe de Js. Colón

El autor es, Juez del Tribunal Eclesiástico