Inicio Noticias Continúa aumentando el aborto selectivo por sexo en la India pro-aborto

Continúa aumentando el aborto selectivo por sexo en la India pro-aborto

62

Según un informe de The Guardian de esta semana, se estima que se registrarán 6,8 millones de «nacimientos de mujeres menos» en toda la India para 2030.

LifeSiteNews/InfoCatólica) La industria del aborto continúa siendo una herramienta devastadora de génerocidio que resulta en la destrucción de millones de niñas en todo el mundo. Según un informe de The Guardian de esta semana, se estima que se registrarán 6,8 millones de «nacimientos de mujeres menos» en toda la India para 2030. Los investigadores creen que esto se debe al uso generalizado del aborto por selección de sexo.

Según The Guardian «los académicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología King Abdullah en Arabia Saudita proyectaron la proporción de sexos al nacer en 29 estados indios y territorios de la unión, cubriendo casi toda la población, teniendo en cuenta la proporción de sexos deseada de cada estado al nacer y las tasas de fertilidad de la población. Se encontró que la preferencia cultural por un hijo es más alta en 17 estados del norte del país, y el estado más poblado de Uttar Pradesh muestra el mayor déficit en nacimientos de mujeres. Los investigadores predicen que el número acumulado de nacimientos femeninos faltantes en el estado sería de 2 millones entre 2017 y 2030».

El estudio fue publicado en la revista Plos One y abogó por la introducción de políticas que «defiendan la equidad de género y la introducción de medidas de apoyo para contrarrestar los prejuicios de género existentes». Si bien el gobierno de la India prohibió la práctica de determinar el sexo de los niños antes del nacimiento con la excepción de la necesidad médica en 1994 con la Ley de técnicas de diagnóstico prenatal y antes de la concepción, los investigadores estiman que el aborto selectivo por sexo ha resultado en 63 millones menos mujeres que nacieron desde que las pruebas se hicieron populares por primera vez hace cincuenta años. En muchos lugares, las leyes no se han hecho cumplir y la proporción sesgada de nacimientos de hombres y mujeres se ha vuelto más marcada.

«La policía india arresta regularmente a bandas que ofrecen pruebas a mujeres embarazadas, cobrando a menudo hasta 400 libras esterlinas. Los arrestos suelen seguir a un soplo o al uso de una mujer embarazada como señuelo [.] … El gobierno, las organizaciones voluntarias, los medios de comunicación y algunas estrellas de Bollywood han tratado de alterar estas actitudes, y en algunos estados, funcionarios del gobierno visitan hogares donde han nacido niñas para celebrar su llegada. En Sikar, Saxena dijo que el departamento estaba lanzando esta semana un nuevo plan en el que el nombre de la niña de la familia se grabará en una placa de identificación y se colgará fuera de la casa para mostrar que ella tiene tanta importancia como un niño. Sikar tenía la peor proporción de niños por sexo de los 33 distritos de Rajasthan, según el censo de 2011: 888 niñas nacidas por cada 1.000 niños» (The Guardian).

A pesar de estas medidas, India no ha hecho ningún movimiento para criminalizar el aborto en sí. El aborto ha sido legal desde 1971 durante las primeras veinte semanas de embarazo por prácticamente cualquier motivo, y la tasa de abortos en la India es asombrosamente alta.

Según la activista pro-vida india Carmel Nisha Pius Franco, al menos 300 millones de bebés han sido abortados desde 1971, y esta cifra probablemente sea una estimación baja. «Hasta 2017 no había datos adecuados sobre el número total de abortos realizados en India, el informe publicado en Lancet Medical Journal estimó que se realizaron 15,6 millones de abortos en 2015. Antes de estos datos, el gobierno informaba que se realizó un promedio de 700.000 abortos en India desde 2000, pero los datos del gobierno no incluían los abortos realizados fuera de las instalaciones del gobierno, los que utilizan píldoras como RU486 o abortos realizados en hospitales privados».

Una de las razones de esto, según Franco, es que la industria del aborto genera mucho dinero en India. «India ha sido un foco clave para los proveedores de servicios de aborto desde la década de 1930, cuando la abortista feminista Margaret Sanger llegó a la India para establecer clínicas de control de la natalidad y regresó a Mumbai nuevamente en la década de 1950 para establecer IPPF con Dhanavanthi Rama Rau —explicó—, el mercado total de píldoras abortivas solo en India es de alrededor de Rs. 400 crore (4,000,000,000,000 INR es igual a 500 millones de dólares estadounidenses)».

El resultado de todo esto es que las niñas tienen una probabilidad desproporcionada de morir en la carnicería y, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, entre 1,2 y 1,5 niñas prematuras son asesinadas mediante abortos selectivos por sexo (India y China representan más más del 90% de ese número.) Un procedimiento anunciado como una herramienta de empoderamiento femenino se ha convertido en el método principal para exterminarlas en cantidades horribles y sin precedentes.