Inicio Carta del director Julian Arturo Feliz Almánzar, joven dominicano poseedor de múltiples virtudes que lo...

Julian Arturo Feliz Almánzar, joven dominicano poseedor de múltiples virtudes que lo acreditan; como ejemplo de entrega y superación

105

Julian Arturo Feliz Almánzar, es el nombre con el cual fue inscrito como criatura de Cristo por la Santa Iglesia Católica Romana al momento de ser bautizado cuando era tan solo un niño, sus días fueron pasando mientras adornaba su hogar con ternura y jocosidades como solo los inocentes saben hacerlo. El destino le había hecho una mala jugada al cambiar de morada a su padre, quien fue recibido a la derecha de Dios para desde ahí seguir cuidando y protegiendo a su pequeño Julián junto a sus hermanos. Como todo en la vida debe continuar pasaron los días y el pequeño había dejado de serlo. Ya era todo un joven elegante,apuesto e inteligente con el que coincidí en las aulas de la Universidad Abierta para Adultos( UAPA), donde ambos buscábamos obtener el título de Licenciado en Derecho. La primera impresión que me invadió al conocer a ese atrevido estudiante fue” Nos encontramos frente a un joven con todas las claves para convertirse en el más destacado de nuestra clase” y dicho y hecho, aquel jovenzuelo estaba dispuesto a influenciar en la vida de cada uno de los matriculados en dicha Universidad.

Claro nos pusimos las pilas y todos queríamos ser los más destacados ,aunque teníamos la experiencia de haber realizado otras carreras debo admitir que el muchacho hijo de Doña María nos puso a estudiar con más fuerzas, pero algo lo motivó a no enfrentarnos, sino por el contrario nos invitó a formar parte del grupo que junto a Fiordaliza Guzmán Barrientos, componían. Debo reconocer que me sentí privilegiado por aquella invitación la cual me permitió conocer a plenitud un conjunto de valores éticos y morales, todos en los hombros de un muchacho que logró asimilar las buenas costumbres y principios que su familia les había inculcados. Fueron incontables mis vivencias y lo aprendido en los múltiples encuentros con mi compañero de Universidad, con quien también tuve la oportunidad de trabajar en la presentación de Tesis, y en algunos anteproyectos de leyes. Cómo no recordar aquel trabajo que realizamos sobre el Sistema Carcelario de la República Dominicana? el mismo que conmovió al abogado, escritor y experto en Ciencias Forenses, Wilfredo Mora, quien nos llamó para felicitarnos y agradecernos por nuestro aporte a los más olvidados de nuestro país ( Los presos).

El tiempo continuaba avanzando y la cosecha se preparaba para servirnos en bandeja de plata el fruto de nuestro esfuerzo, pues nos graduamos y llegaron los certificados que nos acreditan como Licenciados en Derecho, pero no obstante la mayor satisfación para este servidor fue haber compartido por varios años con una persona muy joven en edad, pero con una madurez increíble y envidiada por personas de edad avanzada. Con una convicción clara y decidida a seguir siendo un ser humano de bien, aunque recorriera por caminos corrompidos..

Julian Arturo Feliz Almánzar, en mi humilde opinión, es uno de los jóvenes dominicanos más íntegro y cumplidor de las normas y reglas que rigen los Códigos de Ética, un luchador que siempre da el frente a los problemas que les agobian, es alguien que hemos visto caer pero no se queda en el suelo, se levanta y clama a Dios, como hizo San Pedro cuando sintió que se ahogaba.

Escrito por Julio Vásquez.