Inicio Noticias Corte Suprema de EE.UU: orientación sexual e identidad de género, cubiertas por...

Corte Suprema de EE.UU: orientación sexual e identidad de género, cubiertas por la ley contra la discriminación

233

La Corte Suprema de Estados Unidos ha sentenciado este lunes que no se puede despedir a los trabajadores por su orientación sexual o identidad de género sexual autodeterminada. Los magistrados contrarios a la sentencia opinan que la Corte está legislando desde su estrado.

(CNA) El juez Neil Gorsuch apoyó la opinión mayoritaria en una decisión de 6-3, junto con el presidente de la Corte John Roberts y los jueces Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Elena Kagan y Sonia Sotomayor.

Los jueces Clarence Thomas, Samuel Alito y Brett Kavanaugh disintieron de la opinión mayoritaria.

La decisión abordó tres casos de discriminación ante el Tribunal, dos de los cuales involucraban a empleados que dijeron haber sido despedidos por su orientación sexual en Bostock contra el Condado de Clayton y Altitude Express, Inc. contra Zarda.

Un tercer caso, Harris Funeral Homes, Inc. c. EEOC, implicaba a un hombre que perdió su trabajo en una funeraria de Michigan después de que se sometiera a una cirugía de cambio de sexo y regresara al trabajo vestido como mujer; la funeraria tenía políticas de código de vestimenta específicas para los empleados.

La cuestión en cuestión era si las protecciones contra la discriminación sexual del Título VII de la Ley de Derechos Civiles también se aplicaban a la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género.

El lunes, la mayoría de la Corte dictaminó que «un empleador que despide a un individuo simplemente por ser gay o transgénero viola el Título VII».

La Conferencia Episcopal de EE.UU. pidió en noviembre a la Corte que no extendiera las protecciones del Título VII a la orientación sexual y la identidad de género, porque hacerlo «redefiniría un elemento fundamental de la humanidad».

«Las palabras importan», dijero obispos de EE.UU. «’El sexo’ no debería redefinirse para incluir inclinaciones o conductas sexuales, ni para promulgar el punto de vista de que la identidad sexual es sólo una construcción social en lugar de un hecho natural o biológico».

El lunes por la mañana, el grupo legal de libertad religiosa Alliance Defending Freedom declaró en Twitter que «definir ‘sexo’ para significar ‘identidad de género’ creará un caos y una enorme injusticia para las mujeres y las niñas en el atletismo, los centros de acogida de mujeres yen  muchos otros contextos».

«Las leyes de derechos civiles que utilizan la palabra ‘sexo’ se establecieron para proteger la igualdad de oportunidades para la mujer», declaró ADF, añadiendo que para un tribunal «redefinir un término con un significado tan claro e importante socava esas mismas oportunidades – las que la ley fue diseñada para proteger».

El ADF representa actualmente a tres atletas femeninas de secundaria que demandaron a la federación de atletismo de secundaria del estado de Connecticut por permitir que hombres biológicos autoidentificados como mujeres compitieran en enventos de atletismo femenino.

La mayoría de la Corte señaló el lunes que el Congreso puede no haber anticipado las protecciones del Título VII que se consideran para los casos de orientación sexual e identidad de género en el momento de la promulgación de la ley, «pero los límites de la imaginación de los redactores no proporcionan ninguna razón para ignorar las demandas de la ley».

«Sólo la palabra escrita es la ley, y todas las personas tienen derecho a su beneficio», escribió Gorsuch.

El juez Samuel Alito escribió una opinión disidente, a la que se unió el juez Thomas.

«Sólo hay una palabra para lo que la Corte ha hecho hoy: legislación», escribió Alito. La ley no menciona la «orientación sexual» o la «identidad de género», dijo, y el Congreso durante décadas ha considerado la legislación para añadir ese lenguaje al Título VII, pero aún no lo ha hecho.

Abuso de poder de los jueces

«Pero la Corte no se desalienta por estas sutilezas constitucionales», escribió. «Usurpando la autoridad constitucional de los otros poderes, la Corte ha tomado esencialmente la disposición de H.R.5 sobre la discriminación en el empleo y la ha emitido bajo el disfraz de la interpretación estatutaria. Es difícil recordar un abuso más descarado de nuestra autoridad para interpretar las leyes».

El Juez Kavanaugh, razonado su voto contrario, declaró que «bajo la separación de poderes de la Constitución, la responsabilidad de enmendar el Título VII pertenece al Congreso y al Presidente en el proceso legislativo, no a esta Corte».

Gorsuch, escribiendo para la mayoría de la Corte, reconoció la preocupación por la libertad religiosa de los empleadores en la decisión de la Corte. Las organizaciones religiosas y los empleadores tienen ciertas protecciones contra las demandas por discriminación bajo la Primera Enmienda y la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa (RFRA), escribió.

Sin embargo, la cuestión de la libertad religiosa sería un asunto de consideración futura ya que «ninguno de los empleadores que tenemos hoy ante nosotros representa en este Tribunal que el cumplimiento del Título VII infrinja sus propias libertades religiosas de ninguna manera», escribió.