Inicio Noticias Convocan una Jornada de ayuno y hora santa penitencial el último viernes...

Convocan una Jornada de ayuno y hora santa penitencial el último viernes de Cuaresma

193

 

Los Obispos de México, a través de la Comisión Episcopal de Liturgia, convocaron al clero y la feligresía a participar de una Jornada Nacional Penitencial el último viernes de Cuaresma, previo a las celebraciones de Semana Santa.

La cita es el viernes 3 de abril, conocido tradicionalmente como «Viernes de Dolores».

«Convocamos a vivir toda esta jornada con un ayuno (según las disposiciones establecidas) y a participar, por medio de las plataformas digitales, de una Hora Santa penitencial, en la que, a la luz de la Palabra de Dios que nos llama a la conversión, haremos juntos un acto de contrición perfecta», indicó la CEM en un comunicado publicado el 29 de marzo.

Los obispos también invitaron a «orar, presentándonos delante del Señor y suplicándole su auxilio a Él, nuestro intercesor ante el Padre (1Jn 2, 1-2) en esta grave contingencia que todos sufrimos, con actitud de humildad y confianza, pidiéndole por el perdón de nuestros pecados, para que nos obtenga la salud espiritual y corporal que todos los pueblos necesitamos».

«La Iglesia nos invita en este tiempo de cuaresma a la conversión, a la penitencia y a reconciliarnos con Dios y con nuestros hermanos», recordó la CEM.

Al final del comunicado se anexó un subsidio para la realización de esta Jornada Nacional Penitencial en todas las diócesis mexicanas.

Celebraciones de Semana Santa en la Arquidiócesis de México

La Arquidiócesis Primada de México dio a conocer que las celebraciones de Semana Santa 2020 se llevarán a cabo sin la presencia física de fieles debido a la pandemia de coronavirus COVID-19.

En un comunicado firmado por el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, la Arquidiócesis dio a conocer las especificaciones bajo las cuales se llevará a cabo.

Domingo de Ramos (5 de abril)

Será a puerta cerrada en cada templo parroquial, la Catedral y la Basílica. La Procesión de Ramos se hará dentro del templo.

Jueves Santo (9 de abril)

De la Misa Crismal se cambiará de fecha y se definirá acabando la contingencia; en esa fecha se entregarán los óleos santos.

La Misa in Coena Domini se celebrará a puerta cerrada en cada templo parroquial, la Catedral y la Basílica.

Se omitirá el Lavatorio y la Procesión al final con el Santísimo. Éste se reserva en el Sagrario. Se omitirá la visita a las 7 casas, así como la ofrenda de la manzanilla y el pan en donde quiera que se celebrase.

Viernes Santo (10 de abril)

Será a puerta cerrada en cada templo parroquial, la Catedral Metropolitana y la Basílica de Guadalupe.

Se añadirá una intención especial pidiendo por los enfermos y difuntos.

El Arzobispo exhortó a las iglesias a dejar la Cruz para la adoración de los fieles, sin permitir el beso de la misma, y cuidando siempre que en el templo no existan más de 20 personas.

Y a pedir a los fieles que el viacrucis se celebre en familia.

Vigilia Pascual (11 de abril)

Se celebrará a puerta cerrada en cada templo parroquial, la Catedral Metropolitana y la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

Domingo de Resurrección (12 de abril)

El Arzobispo pidió que este día sea esta una oportunidad para celebrar en familia.

Que la conmemoración no pase desapercibida por la emergencia sanitaria. «Al contrario, que sea una oportunidad para dar gloria a Dios y agradecer por estar siempre con nosotros, especialmente, en esta situación por la que estamos atravesando».

No más de 20 feligreses en el templo

La Arquidiócesis Primada de México determinó que durante la Semana Santa debe evitarse categóricamente la presencia de más de 20 feligreses dentro de los templos y que definitivamente no se permita la presencia de nadie con síntomas de enfermedad (fiebre, tos seca, escurrimiento nasal, dolor de cabeza, etc.).

«En todo caso será el responsable de la parroquia, Basílica o Catedral dar las últimas especificaciones, respetando lo antes indicado, o incluso, suspendiendo la actividad si las condiciones así lo reclaman».

Los templos de la Arquidiócesis de México se mantienen abiertos, pero las Misas se celebran sin la presencia física de fieles debido a la pandemia de coronavirus.

Los párrocos mantienen los templos abiertos en los horarios habituales, pero deben asegurarse de seguir medidas sanitarias dentro de los mismos.

Celebraciones de Semana Santa por internet

La Arquidiócesis Primada de México exhortó a los fieles a seguir por internet la transmisión de la Semana Santa y participar vivamente desde sus hogares de la celebración del triduo santo.

«Que nuestra Madre Santísima, quien siempre dio una respuesta de aceptación amorosa a la voluntad de Dios, interceda por nuestras comunidades parroquiales y familias, especialmente por aquellas personas que sufren más en estos momentos», agregó el Arzobispo.