Inicio Noticias Junot Díaz: los frikis también sueñan

Junot Díaz: los frikis también sueñan

51

A pesar de que uno de los temas principales de la novela “La breve y maravillosa vida de Óscar Wao” (2008) es la salud mental, hoy nos concentraremos en un aspecto más global de esta problemática. Su autor, Junot Díaz, quien reveló en el New Yorker y El Cultural sobre su trauma infantil—reflejado esta obra— y el estigma que la cultura friki tiene en nuestra sociedad.

En esta obra tragicómica, “Yunior” (alter-ego del autor) narra la vida de Óscar Cabral (apodado al final del primer acto como Óscar Wao), “un introvertido que temblaba de miedo durante la clase de gimnasia y miraba programas de televisión británicos bastante nerdosos como Dr. Who y Blake 7; podía  explicar  la diferencia entre un  combatiente de Veritech y un caminante de Zentraedi, y utilizaba palabrejas como infatigable y ubicuo (…)”. Esta meditación sobre lo que significa ser un ‘friki’ en nuestra sociedad rompe de manera absoluta con el estereotipo del dominicano que juega a las chicas igual que un partido de béisbol, a través de un “bicho raro” que nació en el seno de una familia destruída por el fukú, maldición que persigue y lleva generaciones enteras al desamor y a la decepción.

Otra faceta del ‘frikismo’ según la novela, es el sufrimiento tanto externo como interno. Al igual que el anime “Neon Genesis Evangelion” (1996-1997) este drama semi psicológico reflexiona explícitamente sobre la importancia de la vulnerabilidad, y cómo esta puede revolucionar sociedades enteras. A través de un personaje que apenas comprende el desbalance de la química cerebral, el autor reflexiona sobre un silencio impuesto por nuestra sociedad y sus prejuicios.

Con Díaz, vemos lo que significa ser un friki en tu propia realidad social y las consecuencias que puede tener en el desarrollo de una persona.