Inicio Noticias Obispos proponen oración ante avance del coronavirus

Obispos proponen oración ante avance del coronavirus

248

Los obispos de Filipinas dieron a conocer una oración que desde hoy se reza en las Misas en el país, ante el avance del coronavirus.

Según informa la agencia vaticana Fides, la oración fue aprobada y entregada por los obispos filipinos que, al concluir su reciente asamblea, han querido pedir al pueblo de Dios que invoque especialmente al Señor ante el avance de la enfermedad.

En Filipinas ya se ha detectado al menos un caso y el gobierno alienta una serie de medidas como lavarse las manos con frecuencia, evitar el contacto directo y usar mascarillas adecuadas.

La Iglesia también ha adoptado estas medidas para las celebraciones litúrgicas y los encuentros pastorales y aconsejan a los fieles que “sigan las recomendaciones de salud de los expertos para prevenir la propagación de la enfermedad”.

Las parroquias están invitadas a llevar a cabo determinadas medidas durante la liturgia como son distribuir el sacramento de la Eucaristía en las manos y no en la boca, cambiar el agua bendita con frecuencia, instalar medidas higiénicas en los confesionarios y evitar dar la mano durante el rezo del Padrenuestro o el intercambio de la paz.

El coronavirus que se originó en la provincia china de Wuhan ha afectado a más de 7.000 personas en China y otros países. Los muertos ya son más de 300 en todo el mundo.

A continuación la oración de los obispos de Filipinas:

Dios nuestro Padre, recurrimos a ti en momentos de necesidad,
solicitando tu protección contra el coronavirus
que ha causado tantas víctimas y ha afectado a muchos.
Oramos por las personas encargadas de estudiar
la naturaleza y las causas de este virus
y cómo se propaga esta infección.
Guía las manos y las mentes de los médicos
para que puedan ayudar a los pacientes
con competencia y compasión.
También a aquellos gobiernos y organizaciones
comprometidos en buscar la cura
y la solución a esta epidemia.
Oremos por los enfermos
para que pronto puedan recuperar la salud.
Concédenos, oh Dios, la gracia de trabajar por el bien de todos
y ayudar a los necesitados.
Amén.