Inicio Noticias Un sacerdote le niega la comunión al precandidato presidencial demócrata Joe Biden...

Un sacerdote le niega la comunión al precandidato presidencial demócrata Joe Biden por su apoyo al aborto

300

Un sacerdote católico de Carolina del Sur negó el pasado domingo la Sagrada Comunión al candidato presidencial Joe Biden, debido a la postura a favor del aborto del político demócrata, que fue vicepresidente del gobierno de los EE.UU.

(CNA/InfoCatólica) El p. Robert Morey, párroco de la Iglesia Católica St. Anthony en la Diócesis de Charleston, Carolina del Sur, negó a Joe Biden a la Sagrada Comunión en la Misa del pasado domingo.

«Lamentablemente, el domingo pasado tuve que rechazar la Sagrada Comunión al ex vicepresidente Joe Biden», dijo Morey en un comunicado que envió a CNA el 28 de octubre.

«La Sagrada Comunión significa que somos uno con Dios, entre nosotros y con la Iglesia. Nuestras acciones deberían reflejar eso. Cualquier figura pública que defienda el aborto se coloca fuera de la enseñanza de la Iglesia», agregó el sacerdote.

Según Florence Morning News, Morey fue abogado durante 14 años antes de convertirse en sacerdote. Ejerció la abogacía en Carolina del Norte y trabajó durante siete años para la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía de EE.UU.

Biden estaba haciendo campaña en Carolina del Sur durante el fin de semana, informó Associated Press.

El Canon 915 del Código de Derecho Canónico establece que «aquellos que han sido excomulgados o interceptados después de la imposición o declaración de la pena y otros que perseveran obstinadamente en pecado grave manifiesto no deben ser admitidos a la sagrada comunión».

El entonces cardenal Joseph Ratzinger escribió un memorando a los obispos católicos de EE. UU. en 2004, explicando la aplicación de la Ley Canónica 915 a la recepción de la Sagrada Comunión.

El memorándum declaraba que «el ministro de la Sagrada Comunión puede encontrarse en una situación en la que debe negarse a distribuir la Sagrada Comunión a alguien, como en el caso de una excomunión declarada, un veredicto firme o una persistencia obstinada en pecado grave manifiesto».

El caso de un «político católico» que está «constantemente haciendo campaña y votando a favor del aborto y las leyes de eutanasia» constituiría una «cooperación formal» con un pecado grave que es «manifiesta», indicó Ratzinger.

En tales casos, «su párroco debe reunirse con él, instruirlo sobre las enseñanzas de la Iglesia, informarle que no debe presentarse a recibir la Sagrada Comunión hasta que ponga fin a la situación objetiva del pecado, y advertirle que de lo contrario le será negada la Eucaristía», escribió Benedicto XVI siendo Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Si el individuo persevera en un pecado grave y aún así se presenta a la Sagrada Comunión, «el ministro de la Sagrada Comunión debe negarse a dársela», escribió Ratzinger.

«Como sacerdote, es mi responsabilidad ministrar a las almas encomendadas a mi cuidado, y debo hacerlo incluso en las situaciones más difíciles», dijo Morey.

Si bien no apoya la financiación del aborto por parte de los contribuyentes tanto como otros candidatos presidenciales demócrata, la plataforma de campaña de Biden buscaría «blindar» la sentencia Roe v. Wade que abrió las puertas al aborto en EE.UU

En un evento de Planned Parenthood celebrado el pasado verano, Biden prometió «eliminar todos los cambios que este presidente (ndr:Trump) hizo» en los programas de planificación familiar y dijo que aumentaría la financiación de Planned Parenthood, el proveedor de abortos más grande del país.

«Mantendré al Sr. Biden en mis oraciones», concluyó la declaración del P. Morey.