Inicio Noticias Segun Arzobispo copto: los mártires no son «víctimas», sino «testigos»

Segun Arzobispo copto: los mártires no son «víctimas», sino «testigos»

32

Una llamada de atención especialmente a los medios de comunicación, los mártires no se ven a sí mismos como víctimas, sino como testigos, no confundir vulnerabilidad con victimización.

(Agencia Fides) Los mártires cristianos asesinados por odium fidei no son «víctimas» sino «testigos», y los medios de comunicación deben mostrar cuidado y sentido de la responsabilidad a la hora de contar sus historias, evitando utilizar tonos sensacionalistas y acentos victimistas sólo para conseguir algún consenso y quizás algunas suscripciones más.

Estos son los criterios clave mencionados recientemente por Anba Angaelos, arzobispo copto ortodoxo de Londres, como una contribución de claridad ofrecida especialmente a aquellos que se dedican a iniciativas de información y sensibilización en beneficio de las comunidades cristianas en el mundo, sometidas a intimidación, violencia y persecución.

El arzobispo incluyó estas elocuentes consideraciones en su discurso del jueves 4 de julio en Londres, en la iglesia de Sta. Margaret, en la abadia de Westminster, con ocasión de la conferencia anual de Embrace the Middle East, una organización cristiana comprometida a apoyar proyectos e iniciativas a favor de las personas y comunidades vulnerables en el Medio Oriente.

«Cuando queremos apoyarlos», dijo el arzobispo copto, entre otras cosas, «debemos mirarlos a ellos, a su sufrimiento, y no a nosotros mismos. No debemos tratar a las comunidades locales con un sentido de superioridad, no debemos exportar nuestros puntos de vista sobre lo que ‘deben’ ser, sino honrar lo que realmente son. Debemos escucharlos. Etiquetar a los mártires como víctimas ofende lo que realmente son: porque no se ven a sí mismos como víctimas, sino como testigos. Sin duda, podemos reconocer su vulnerabilidad. Pero la vulnerabilidad es diferente de la victimización».

Anba Angaelos hizo un llamamiento a los profesionales de la comunicación, sobre todo para que traten a los mártires y a sus vivencias de persecución de una manera respetuosa y adecuada: «Todos estamos alimentados por los medios de comunicación, y es importante que los medios de comunicación muestren responsabilidad en la forma en la que hablan de persecución, porque a veces usar un título efectista sólo para tener unas pocas suscripciones más puede poner en peligro la vida de las personas», enfatizó.