Inicio Noticias Conociendo a la activista dominicana Rosa Ayala

Conociendo a la activista dominicana Rosa Ayala

115

La Ciudad culta, bella y olímpica de La Vega fue la escogida por Dios para el nacimiento de una de las damas más importantes de la República Dominicana y más sobresalientes de los Estados Unidos, Rosa Ayala. Hija de los esposos Hermógenes Antonio Ayala y Juana Bautista López, quienes procrearon 7 hijos de los cuales Rosa era la menor. Sus padres inculcaron a todos la pasión por el activismo comunitario,actividad que ambos realizaban en el famoso Club Recreativo de la Ciudad de La Vega, donde se daban cita poetas,pintores,destacados maestros,empresarios y todos con un solo propósito buscar la manera de ayudar a los menos pudientes. Rosa Ayala, desde su infancia mostró sus talentos de servir y lo hacía con los jóvenes y personas mayores tanto en las escuelas como en las iglesias. Sus padres se preocuparon por darle la mayor educación posible, aunque reaccionaron sorprendidos por la inteligencia que ella mostraba y además por el amor a la patria y su actitudes muy parecidas a la valiente Juana Saltitopa, conocida como “La Coronela de Abril”, quien era del mismo pueblo.Pero para dejar plasmada su dulzura y especialidad no solo ayudaba a las personas que lo requerían, sino que también escribía y recitaba una poesía como si fuera su compueblano el gran poeta Fabio Fiallo. Rosa se preparó en el Colegio Inmaculada Concepción donde también lo hicieron las heroínas de Salcedo, ” Las Hermanas Mirabal”, como ven todo la lleva al mismo sendero de grandes dominicanos,pues recorrió las mismas calles que las tres hermanas María del Carmen, María Francisca y Manuela Villa y Orbe, al igual que otras prestantes, ilustres, apegadas al interés de la patria, que dieron sus mejores años de sus vidas al sagrado fervor patriótico que han marcado un hito en el devenir de la historia del pueblo dominicano, haciendo resaltar la hidalguía de lo que ha sido el pueblo de Duarte. Queriendo seguir los pasos de la prestigiosa educadora dominicana y una de las grandes mujeres del país, Ercilia Pepín, a los 16 años formó el Instituto Mente Maestra,convirtiéndose rápidamente en una institución obligatoria para todas las personas de la referida ciudad, estuvo al frente de la misma hasta el dia 4 de abril de 1969 fecha en que decidió establecerse en el Condado de Brooklyn, en la Ciudad de Nueva York, pues sus deseos de crecer como Juan Salvador Gaviota, la traía al país de mayor importancia donde se enfrenta de inmediato a las barreras del idioma, a quien logró vencer en un corto plazo, pues venía dispuesta a todo. Claro en esta nueva travesía tenía el apoyo de su hermana María de los Ángeles, como todo inmigrante tuvo que empezar por una factoría, pero sin dejar de estudiar y buscando la manera de seguir ayudando. Razón que la llevó al Condado del Bronx,un barrio netamente hispano,claro que en el mismo se sentía como en casa y fue precisamente ese sentimiento que sintió en 1982, cuando en la Parroquia Cristo Redentor junto al fallecido Sacerdote padre Génesis continuó trabajando por la comunidad donde llegó a dejar instalada 49 organizaciones sin fines de lucro” De esa manera es que se hace patria”, pues habiéndose dado a conocer seguían las invitaciones para que dictara conferencias en Iglesias, Escuelas y Colegios de los cinco Condados. Ya para 1984 fue seleccionada como la Representante de la Mujer Latina en la capital del País,pero todos estos logros la hacían más humilde, pues estaba clara en que los mismos eran para todos los Hispanos. Una activista que lucha por los derechos de los inmigrantes, pero aplicando diariamente la filosofía cristiana” A Dios rogando y con el mazo dando”, pues trabajó vendiendo helados pegada al volante de un camión, de igual manera  como taxista y en factorías ni se diga.. Fue en en 1992, cuando se enroló a trabajar al servicio de la Cruz Roja Dominicana a la que aportó 3 camiones,3 ambulancia y materiales para el servicio. Su entrega no queda ahí y lleva tambien varias décadas trabajando como policía voluntaria de la ciudad de Nueva York. En 1994 la Comisionada de Los Derechos Humanos del Estado de Nueva York, Sarah Vidal la invita a Formar parte del Desfile Dominicano del Condado del Bronx, donde realiza su ministerio junto al destacado activista Felipe Febles,siendo ésta, una de las actividades más destacadas de los dominicanos en el exterior y donde han logrado entregar 800 becas a estudiantes Latinos. En 1998 ejerciendo como ideología fundó el més de La Herencia Dominicana, desde donde lucha por mantener vivas las costumbres de los Quisqueyanos, siendo precisamente dicha actividad donde funge como presidenta que la dio a conocer ampliamente en la Casa Blanca, una puerta abierta para dar a conocer todo los aportes que los dominicanos realizan en Estados Unidos, pero que también permite presentar al mundo nuestras costumbres y lo mejor de nuestra raíces. La inquieta Rosa Ayala no le gusta que le entreguen reconocimientos ni nada por el estilo, pero a sugerencia de su comunidad ha recibido una larga lista que vienen de honorables instituciones como: La Casa Blanca, el Congreso, el Senado,la Asamblea Estatal, la Alcaldía,los Condados,el Departamento de Policía de Nueva York, varias Universidades e Instituciones privadas, al igual que de la República Dominicana. Rosa Ayala, una autentica dominicana que diariamente repite una frase de Juan Pablo Duarte la cual ha hecho suya” Donde quiera que exista un dominicano se encuentra la patria misma”, se considera que la misma es la mayor motivadora para los dominicanos que residimos fuera de la bella Quisqueya, juzgue usted, si esta dama no merece estar en la lista de las grandes dominicanas.

Escrito por Julio Vasquez.