Inicio Noticias Homenajean en Buenos Aires al ginecólogo condenado por negarse a practicar un...

Homenajean en Buenos Aires al ginecólogo condenado por negarse a practicar un aborto

70

Leandro Rodríguez Lastra, el médico declarado culpable por evitar un aborto en Argentina, fue homenajeado ayer en Buenos Aires en un acto organizado por partido Democracia Cristiana de CABA. El médico fue ovacionado entre exclamaciones de «¡héroe!».

El partido Democracia Cristiana premió ayer en Buenos Aires al ginecólogo cipoleño, Leandro Rodríguez Lastra, por «salvar las dos vidas». El médico fue declarado culpable la semana pasada por obstruir un aborto no punible a una joven víctima de violación.

Rodríguez Lastra se encuentra de gira por Buenos Aires, y tras reunirse con grupos provida durante el día, anoche llegó hasta una antigua casa del barrio porteño de San Cristóbal para recibir un reconocimiento público.

«Estamos acá para homenajear a un gran defensor de la vida, alguien que se jugó y se juega por ella», dijo Alejandra Muchart, portavoz del Movimiento de Mujeres porteño de la Democracia Cristiana.

«Lo condenan porque no aplicó ciegamente la ley. ¿Conocen algún juez que aplique ciegamente la ley? Para eso tendríamos computadoras», expresó Carlos Traboulsi, presidente de Democracia Cristiana de CABA. Y agregó:

«Dios sabe colocarnos las cruces y marcarnos el camino hacia el que tenemos que ir. Leandro era una persona totalmente desconocida, cumplía su función de médico en una pequeña ciudad, y ahora le dijeron Leandro despertate, llegó tu momento. Se ha convertido en un símbolo de todos los defensores de la vida».

Durante el acto se leyó el siguiente comunicado:

«Entendemos que la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, como institución primaria y básica de la sociedad, debe ser respetada y protegida por todo el sistema jurídico y político. Defendemos una educación sexual, fundada en valores indiscutibles, de base científica y no ideológica, entre los que cabe subrayar el irrenunciable derecho y deber de los padres a ser los primeros educadores de sus hijos.

Asumimos el compromiso de adoptar todas las medidas que resultaren necesarias para la defensa de todos y cada uno de los miembros de nuestra nación, en especial de los más vulnerables como lo son los niños por nacer y sus madres en situación de mayor o menor vulnerabilidad. Si así no lo hiciéramos que Dios y la Patria nos lo demanden».

El ginecólogo cipoleño recibió una placa en reconocimiento por su labor y tomó la palabra frente al auditorio:

«Recibo este homenaje por haber hecho mi trabajo, ¿qué dice eso de la sociedad? Había un niño cuyo corazón latía en el vientre de su madre y me jugué para que ese chico nazca. Recibo una distinción por salvar dos vidas».