Inicio Noticias La Organización Mundial de la Salud retira el «trastorno transgénero» de la...

La Organización Mundial de la Salud retira el «trastorno transgénero» de la lista de enfermedades mentales

87

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha retirado la consideración del «trastorno de identidad de género» como enfermedad mental. Se abre la puerta al cambio de la legislación para cambio de sexo en los países que requieren un informe médico para poder llevarlo a cabo.

La reacción del lobby LGTBI no se ha hecho esperar. «La eliminación por la OMS del trastorno de identidad de género de su manual de diagnóstico tendrá un efecto liberador en las personas transgénero de todo el mundo», señaló Graeme Reid, director de derechos LGBT de Human Rights Campaign.

Reid advirtió que «los gobiernos deben reformar rápidamente los sistemas médicos nacionales y las leyes que requieren este diagnóstico, ahora obsoleto oficialmente».

Consecuencias legales

Generalmente, las leyes que permiten en algunas naciones el cambio de identidad de sexo en los documentos oficiales requieren como condición que la persona interesada sea diagnosticada con un «trastorno de género». La decisión de la OMS, tomada el pasado 25 de mayo, de retirar dicho trastorno de la lista de enfermedades mentales, puede provocar que las leyes eliminen el diagnóstico, de tal forma que baste con la mera voluntad de la persona para cambiar de sexooficialmente.

Otra de las posibles consecuencias es que se persiga legalmente a los psicólogos y psiquiatras que tratan a personas transgénero que quieren dejar de serlo

Reid, pretendiendo ser portavoz de todas las personas transgénero, asegura que no quieren ser consideradas enfermas mentales::

«Las personas transgénero están luchando contra el estigma y la discriminación que se pueden rastrear en parte a los sistemas médicos que históricamente han diagnosticado expresiones de no conformidad de género como una patología mental. Pero es el estigma, la discriminación y el acoso escolar, y no nada inherente a la no conformidad de género, lo que puede causar problemas de salud mental en las personas transgénero».