San Valentín, sinónimo de amor y amistad

0

Según la leyenda la primera fiesta a San Valentín se efectuó en el año 498 en la iglesia por el papa Gelasio. Otros la relacionan con el médico romano que se hiciera sacerdote y casaba a los soldados a pesar de que estaba prohibido por el emperador Claudio, quien había ordenado decapitar a los sacerdotes que lo hicieran en el año 270 de nuestra era, también se relaciona con un obispo llamado Valentín en Italia.

En verdad es poco lo que se conoce sobre la vida de estos sacerdotes, aunque sí se sabe que el mismo se relaciona en que uno de ello fue asesinado un 14 de febrero, relacionándose con el amor que tenía con el prójimo y su amistad con el mismo.

El Papa Francisco en el año 2014 decidió que la iglesia participara de nuevo en la celebración de la fiesta de San Valentín lo cual se había suspendido en el año 1969 por un intento de la iglesia católica para suspender los santos legendarios. San Valentín es un Santo reconocido por la iglesia ortodoxa y anglicana, así como la luterana según estudio llevado a cabo.

No cabe duda que el amor y la amistad son sentimientos que indican el estado de ánimo de un ser humano, afirmándose que la amistad es un acto de amor entre dos personas, la cual depende del tiempo y la cultura en que se efectúe.

Al amor se le puede considerar como la mayor virtud ya que cuando le preguntaron a Jesús que cual era el más importante de los mandamientos empezó diciendo que “Amar al Padre sobre todas las cosas” y cuando compartía con unos amigos su evangelio le llamaron “Maestro te busca tu madre y tus hermanos” a lo que Él contestó “Mi madre y mis hermanos son los que están aquí y los que responden al Padre”, ello deja claro el valor del amor y de la amistad.

El evangelio de Juan señala claramente que Jesucristo es el hijo de Dios y enfatiza que Dios es amor, San Pablo el apóstol escogido por el Espíritu Santo dijo: “El amor es paciente, bondadoso, no es envidioso ni jactancioso, no se comporta con rudeza, no es egoísta y no guarda rencor, no se deleita con la maldad, sino que se regocija con la verdad, todo lo disculpa, lo cree, lo espera, lo soporta”, según corintio 13:4.

Para nuestro Señor no existe nada mayor que aquel que da su vida por los demás, por ello debemos dar gracias a quienes hacen honor a la amistad, lo cual es sinónimo de gratitud.

El catecismo actual nos recuerda que el amor se puede resumir como la suma de todas las virtudes incluyendo la teologales: fe, esperanza y caridad y las morales donde entran las relaciones con Dios, la oración, la religión, la justicia, la piedad, la veracidad, así como las que se relacionan con el ser humano: pureza, templanza, fortaleza y castidad.

Se puede afirmar que todas las formas de amor se unifican al final sin importar lengua ni cultura, en verdad se puede afirman que el amor es como el agua y el oxígeno que inhalamos, es decir que es vida y la principal fuente de luz y paz de todo individuo y sociedad por ser más importante como decíamos ante que la fe, la esperanza y la caridad según lo afirma el propio Señor Jesucristo.  Ojalá que en este mes de febrero del 2017 al celebrar el Día del Amor y la Amistad lo hagamos recordando el más grande y puro de los dominicanos de todos los tiempos quien todo lo hizo con amor a Dios y a su patria Juan Pablo Duarte a quien debemos seguir fielmente como él lo hizo con amor y amistad con sus amigos y nunca nos dejemos confundir con aquellos que viven criticando a nuestro Padre de la Patria y al propio Jesucristo.

El autor es especialista en Psicología, Psiquiatría y Geriatría.

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: