Papa Francisco: «Con la ayuda de María sigamos las huellas de Cristo en la Cuaresma»

0

«Con la ayuda de María, en la Cuaresma sigamos las huellas de Cristo, para resucitar en Él con el amor de su misericordia». Esa es la exhortación que el papa Francisco ha hecho esta mañana a los fieles en la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

(RV) El Pontífice animó a los fieles a vivir cristianamente este tiempo litúrgico:

«Les deseo a cada uno de ustedes que este encuentro, suscite una renovación espiritual, participando en las celebraciones cuaresmales y en las campañas de solidaridad que muchos organismos eclesiales promueven, en diversas partes del mundo, para testimoniar su cercanía a los hermanos necesitados.

En esta Cuaresma tratemos de seguir las huellas de Cristo concretamente, dedicándonos a los hermanos y hermanas necesitados. De este modo, nos sentimos verdaderamente parte del pueblo de Dios, con la alegría y la esperanza de hijos. Que el Espíritu Santo los acompañe en este camino cuaresmal.

Que la Cuaresma sea para nosotros un camino de alegría y de esperanza, gracias al poder del amor misericordioso del Señor y a la ayuda de la Virgen María, para que podamos resucitar en Cristo».

La Cuaresma es un camino de esperanza, fe, penitencia, liberación y victoria

Reiterando lo que dijo en su catequesis central en italiano, el Papa dio su cordial bienvenida a los peregrinos de lengua árabe, en particular a los que llegaron de Irak, Jordania y de otros países de Oriente Medio:

«La Cuaresma es un camino de esperanza: la esperanza de alcanzar la Pascua de Resurrección a través del desierto del ayuno y de la mortificación; un camino de fe, donde se experimenta la fidelidad del amor de Dios que no nos abandona nunca; un camino de penitencia, donde la salvación se realiza y se cumple a través de la respuesta libre del hombre; un camino de liberación de los ídolos del mundo, para llegar a la libertad de los hijos de Dios; un camino de victoria sobre las tentaciones, con la ayuda de la oración y de los Sacramentos. Les deseo Buena Cuaresma. ¡Que el Señor los bendiga a todos y los proteja del maligno!».

Recordemos nuestra fragilidad y la del mundo, en nombre de Cristo dejémonos reconciliar con Dios, exhortó el Papa en sus palabras a los peregrinos polacos:

«El miércoles de Ceniza nos recuerda la fragilidad de la vida del hombre y del mundo: Recuerda que eres polvo y al polvo volverás. Éste día nos exhorta a contemplar la vida a la luz de la enseñanza de Jesús: ‘Conviértete y cree en el Evangelio’ y llama a todos a la conversión. Lo hace con las palabras del Apóstol Pablo: ‘Les suplicamos en nombre de Cristo: déjense reconciliar con Dios’ (2 Cor 5, 20). Que el signo de la ceniza y las palabras escuchadas en la liturgia de hoy estimulen nuestra reflexión cuaresmal».

Antes del rezo del Padre Nuestro y de su bendición, el Papa Francisco dirigió, como es tradicional, sus palabras de aliento y saludo a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados:

«Queridos hermanos, hoy, Miércoles de Ceniza, el Señor nos indica el camino de esperanza que debemos seguir. Que el Espíritu Santo los guie a cumplir un verdadero camino de conversión, para redescubrir el don de la Palabra de Dios, ser purificados del pecado y servir a Cristo presente en los hermanos».

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: