Ordenan captura del ex presidente Mauricio Funes

0
– La Fiscalía General de El Salvador ordenó ayer la captura del expresidente Mauricio Funes, varios de sus exfuncionarios y familiares acusados de participar en actos de corrupción mediante los cuales se quedaron con fondos del Estado por 351 millones de dólares.

“Se han girado 31 órdenes de capturas”, entre ellas la del expresidente Funes, su secretario privado Francisco Cáceres, el expresidente del estatal Banco Hipotecario Manuel Rivera Castro y el exsecretario de Comunicaciones David Rivas, dijo ayer viernes en conferencia de prensa el jefe del Ministerio Público, Douglas Meléndez.

Por su parte, Tony Saca, que gobernó entre 2004 a 2009, está siendo procesado por el presunto desvío de al menos 246 millones de dólares y según las autoridades de ese monto unos 116 millones fueron cobrados en efectivo y remitidos a cuentas particulares de empleados de Casa Presidencial y luego trasferidos a cuentas y empresas, algunas de Saca.

Meléndez informó que se envió un oficio a la policía internacional Interpol “alertando que el señor Funes es persona de interés” para El Salvador y también “se va a solicitar la extradición” del exmandatario y los familiares que lo acompañan.

Funes, su compañera de vida Ada Mitchelle Guzmán Sigüenza y tres de sus hijos, están en Nicaragua donde recibieron asilo político del gobierno del presidente Daniel Ortega.

En tanto, las autoridades capturaron al empresario cafetalero y expresidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones, Miguel Menéndez, considerado uno de los principales organizadores del desvío de los fondos públicos.

“Graves e indignantes casos de corrupción”       

Además se emitieron órdenes de captura contra Guzmán Sigüenza, Regina Cañas, exesposa de Funes y el hijo de ambos, Diego Roberto Funes Cañas.

También se ordenó la captura de Carlos Mauricio Funes Velasco, otro de los hijos del expresidente.

Según la Fiscalía, durante los cinco años del gobierno de Funes (2009-2014) se realizaron diversas operaciones en las que se desviaron 351 millones de dólares que fueron a parar a cuentas de testaferros, familiares y allegados al exmandatario.

“Es una estructura sofisticada que fue creada por el señor Funes y el señor Menéndez… para extraer fondos públicos del Estado y después distribuirlos a nombre de personas claves”, afirmó Meléndez.

El expresidente negó los cargos en su contra y justificó algunos de los pagos a empresas, entre ellas Polistepeque que dirigió su campaña presidencial y después manejó las cuentas de publicidad de casa presidencial durante su gobierno.

 

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: