Mons. Leo Cushley recuerda a sus fieles que tienen el deber de ir a Misa todos los domingos

0

En una carta pastoral por la solemnidad de Corpus Christi, Mons. Leo Cushley arzobispo de San Andrés y y Edimburgo, hizo hincapié en la importancia de cumplir con el precepto de la misa dominical.

(CNA/InfoCatólica) «Es cierto que muchas personas piensan que el domingo es solo parte del fin de semana, un bienvenido descanso de la rutina habitual, y tal vez un día para actividades familiares o deportivas», dijo Mons. Cushley en la carta.

«Naturalmente, es bueno relajarse y dedicar tiempo a estas cosas, pero nuestra cultura ha olvidado en gran medida que el domingo es una fiesta semanal debido a su significado como el día santo cristiano», continuó.

Mons. Cushley enfatizó la importancia de asistir a la misa dominical. Señaló que perderse una Misa debido a circunstancias extraordinarias, como una enfermedad, es aceptable, pero en circunstancias normales, «asistir a Misa el domingo es una obligación solemne y vinculante».

«Si fallamos deliberadamente en este asunto, es un pecado grave y debemos confesarnos antes de recibir la comunión nuevamente», dijo.

El domingo, nuestro día de descanso semanal, muestra a la gente de Dios que el verdadero cumplimiento de todo solo se encuentra en el Creador, explicó el arzobispo Cushley. Es un «reflejo terrenal del propio descanso eterno de Dios», cuando a las personas se les recuerda que «la vida tiene un objetivo más elevado que la supervivencia física o el beneficio económico».

Sacrificio de la Misa, anticipo del cielo

Mons. Cushley también destacó la importancia de la Eucaristía, asegurando que el Sacrificio de la Misa es un «anticipo del cielo» que nos permite «hacer un bien real y duradero en el mundo». Sin el poder de la Misa, no solo estamos aislados del misterio de la gracia, sino también de Cristo y la comunidad, dijo.

El prelado exhortó a los padres a llevar a sus hijos a misa todos los domingoscomo un buen ejemplo de vivir la fe católica. «No hay nada mejor que puedas hacer por ellos que llevarles a encontrarse con el Señor Jesús vivo en la misa todas las semanas», dijo Cushley, agregando que «si les enseñas así a buscar el Reino de Dios primero, puedes asegúrate de que Él los bendecirá de todas las maneras que esperas ».

Mons. Cushley también alentó a los miembros de su archidiócesis a hacer de su obligación dominical una prioridad sobre otros compromisos, diciendo que los católicos deben colocar a Cristo en la Eucaristía por encima de todo lo demás.

«Venir a Misa solo cada dos semanas, u ocasionalmente, no es ser fiel a su Nuevo Pacto. Sin duda, no podemos tratar a Cristo nuestro Salvador como una opción entre otras para elegir a nuestra conveniencia », dijo.

«Por lo tanto, les insto, hermanos y hermanas, a que elijan asistir a la misa dominical, que sea una prioridad y que traigan a otros con ustedes».

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: