La Iglesia india celebró la Jornada de oración y ayuno por la paz

0

La iniciativa fue lanzada por el Papa Francisco durante el Ángelus del 4 de febrero.

(AsiaNews/InfoCatólica) El viernes, la Iglesia india, en comunión con la Iglesia universal, celebró la Jornada de oración y ayuno por la paz, en particular por el Sudán del Sur y la República Democrática del Congo. La iniciativa fue lanzada por el Papa Francisco durante el Ángelus del 4 de febrero. En diálogo con AsiaNews, el Card. Baselios Cleemis, arzobispo mayor de la Iglesia siro-malankara [uno de los tres ritos que componen la Iglesia Católica en la India, ndr], afirma: «A causa de las guerras, conflictos, por la avidez humana, el egoísmo y la pobreza, ya no hay paz ni tranquilidad en la sociedad. Las personas han perdido la paz y [luchan exclusivamente]para sobrevivir».

«Frente al trágico prolongarse de situaciones de conflicto en diversas partes del mundo», el Santo Padre ha pedido, a los cristianos de todo el mundo, reunirse en oración en el primer viernes de Cuaresma. «La paz es un don de Dios» sostiene el purpurado indio. Él cuenta que para este día de oración, todos los obispos de rito siro-malankara se reunieron en la catedral de St. Mary en Trivandrum, Kerala, para rezar sobre la tumba del arzobispo Geevarghese Mar Ivanios, Siervo de Dios [fundador de la Iglesia siro-malankara, uno de los mayores promotores de la unión con los católicos de rito latino –ndr]. El Card. Cleemis invita a «todas las personas de buena voluntad a participar, cada uno a su modo, en los lugares donde viven». «Roguemos por la paz –continúa-. Solo Dios puede dar una paz estable y sostenible. Pidamos que Dios traiga la paz a Asia, en particular en aquellos lugares donde hay dificultades. Pidamos rezar también por nuestra India».

Akhtarul Wasey, presidente de la Maulana Azad University de Jhodpur, cuenta: «En respuesta a Papa Francisco, voy a ayunar y ofreceré oraciones por la resolución de los conflictos, y por la paz». A propósito del pontífice, sostiene: «Es una persona santa, compasiva. Tiene un sentimiento genuino en relación a la angustia, la ansiedad y las preocupaciones de cada una de las comunidades del mundo. El Santo Padre [demuestra]simpatía y sostiene a todas las víctimas de la marginación, la pobreza, el sufrimiento, la violencia y la injusticia, de cualquier región y religión»

Entre los indios que hoy están respondiendo a la invitación del Papa, también se cuenta sor Meena Barwa [sobrina del arzobispo John Barwa de Cuttack-Bhubaneswar, que fue abusada por un grupo de radicales hindúes en los primeros días de los pogromos anti-cristianos en Orissa, en agosto de 2008 –ndr]. «Hoy –afirma- participo con solicitud en la invitación del Santo Padre a rezar por la paz. Pero para mí, el deseo más profundo que tengo en el corazón, es la paz en Kandhamal [el distrito donde se concentraron los hechos de violencia –ndr], la paz para nuestra sociedad de Kandhamal, entre las personas de comunidades y religiones distintas, para que podamos respetarnos el uno al otro en tanto personas, y vivir junto en armonía y en paz».

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: