INTERNACIONALES 0 El papa pide a la UE solidaridad para hacer frente a “fuerzas centrífugas” –

0

El papa Francisco instó hoy a los líderes de la Unión Europea (UE), a quienes recibió en el Vaticano, a mostrar fidelidad al principio de solidaridad entre sus miembros “para hacer frente a las fuerzas centrífugas”.

Además, el pontífice argentino alertó en un discurso pronunciado en la Sala Regia del Vaticano contra “la tentación de reducir los ideales fundacionales de la Unión a las exigencias productivas, económicas y financieras”.

El papa agregó que Europa “no es un conjunto de normas que cumplir, o un manual de protocolos y procedimientos que seguir” y apeló a las enseñanzas de los “padres fundadores” de la Unión Europea en la víspera de la celebración en Roma del 60 aniversario de la firma de los Tratados que dieron origen a la UE.

Jorge Bergoglio se dirigió a los líderes de 27 Estados comunitarios y de las instituciones europeas expresándoles el “afecto de la Santa Sede hacia sus respectivos países y al conjunto de Europa”, a cuyos destinos “se siente inseparablemente unida”.

Lo hizo en ausencia de la representación del Reino Unido, que en los próximos días lanzará su proceso de separación de la UE, episodio inédito en los sesenta años de historia de la Unión.

El papa recordó que “se ha perdido la memoria de ese esfuerzo”, al aludir a los principios que inspiraron hace sesenta años la firma de los Tratados fundacionales de la Unión.

“A menudo se olvida también otra gran conquista fruto de la solidaridad sancionada el 25 de marzo de 1957: el tiempo de paz más largo de los últimos siglos”, continuó el papa, quien recordó las palabras que él mismo pronunció a principios de este mismo año.

Al cuerpo diplomático acreditado en la Santa Sede el papa recordó que “para muchos la paz es de alguna manera un bien que se da por descontado, y así no es difícil que se acabe por considerarla superflua. Por el contrario, la paz es un bien valioso y esencial”.

Francisco consideró que los sesenta años se consideran como “el tiempo de la plena madurez. Una edad crucial en la que estamos llamados de nuevo a revisarnos. También hoy, la Unión Europea está llamada a un replanteamiento, a curar los inevitables achaques que vienen con los años y a encontrar nuevas vías para continuar su propio camino”.

Subrayó que la UE “no tiene ante ella una inevitable vejez, sino la posibilidad de una nueva juventud. Su éxito dependerá de la voluntad de trabajar una vez más juntos y del deseo de apostar por el futuro”.

“Eso significa no tener miedo a tomar decisiones eficaces, para responder a los problemas reales de las personas y para resistir el paso del tiempo”, terminó el papa. EFE –

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: