En tu día mujer que vives y a las que se marcharon

0

Con la sensación de instantes fugases, trascurre la vida, y nos deja perplejos ante la terrible realidad que envuelve a los inesperados eventos. Hoy nos aturden y nos dejan, masticando sueños, ante una existencia tan frágil y breve como un simple suspiro… Nos golpea con su mezcla cargada de Nostalgia, Amor y Recuerdos… Quizás porque arribamos hoy a una fecha memorablemente hermosa, pero que nos recuerda alegrías y tristezas.

Allí, donde yace el amor nace el recuerdo… Naciste tú: ¡Oh Mujer y te hiciste madre sublime co-creadora con Dios; Para darle continuidad a la vida. Desde entonces eso que llamamos (Tiempo) que no es más que un eterno presente… Ha servido para volverte como una siempreviva; Sembrando a tu paso lento pero constante; La sabia sublime del amor permanente. Otorgándonos como herencia espiritual tu alegría; Tu Cuidado y tu generosa entrega, en pos de la felicidad de tus semejantes.

¡Ah, el tiempo, la prisa y el anhelo de vivir… La efímera permanencia que marca nuestros días en este complicado sistema que nos ha tocado habitar. Donde ese Ser Superior y Sostenedor, henchido de amor infinito, es quien marca nuestros pasos, nuestros días; y determina: Cuándo debemos marcharnos. Por todo ello, hoy queremos expresarte mujer y madre sin par, que los tiempos en tu ausencia no han cambiado. Pues contrario a cuando llegaste o partiste debemos decirte que el hombre continúa con los mismos instintos malvados; maltratando e hiriendo las frágiles criaturas que Dios ha creado para preservar la especie; en un mundo cada vez más convulsionado y aún más carenciado de valores.

Concluimos con una sencilla oración… Que habrá de acompañarte en tu tranquilo viaje ahora y siempre: ¡QUERIDO SEÑOR / NO COMPRENDEMOS / PERO ESTO SABEMOS:  QUE AUNQUE EL CAMINO ELLAS ASCIENDAN Y SE ALEJEN DE NOSOTROS / NO HABRÁ NOCHE / PORQUE TÚ LAS TOMARÁS  SERENAMENTE DE LA MANO / GUIANDOLÁS A LO LARGO DEL CAMINO DE ÉSA VIDA QUE NO TERMINA / Y QUE ENCONTRARÁN / NO LA MUERTE / SINO EL ETERNO DIA LLENO DE LUZ.

Rafael J. Espinal

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: