El Papa al Cardenal Maradiaga: “Me duele todo el mal que te han hecho”

0

El Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, Arzobispo de Tegucigalpa (Honduras) recibió el apoyo del Papa Francisco después de haber sido acusado por la revista italiana L’Espresso de recibir dinero de la Universidad Católica de Honduras.

Según reveló el Cardenal a la televisión hondureña Suyapa TV y recogidas por Vatican News, el Papa Francisco telefoneó al Purpurado para solidarizarse con él por las acusaciones.

“Me duele todo el mal que han hecho contra ti, pero no te preocupes”, fueron las palabras del Santo Padre, a las que el Cardenal contestó: “Santidad, yo estoy en paz. Estoy en paz porque estoy con el Señor Jesús que conoce el corazón de todos”.

El jueves 21 de diciembre, la revista L’Espresso publicó un artículo en el que se afirma que el Cardenal recibiría mensualmente de la Universidad Católica de Honduras unos 35 mil euros, y un monto adicional en diciembre que ascendería a 54 mil euros.

El Cardenal Maradiaga, que también es el coordinador del Consejo de Cardenales encargado de asesorar al Papa en la reforma de la Curia, considera que se trata de un falso escándalo, de un “ataque al Santo Padre por parte de aquellos que no quieren que se reforme la Curia”.

En un intercambio de correos electrónicos con CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– el Cardenal explicó que “la Universidad Católica es propiedad de la Arquidiócesis de Tegucigalpa y yo tengo poder incluso para venderla. La hemos hecho crecer hasta tener 11 campus en el país” para poder también “ayudar a las obras pastorales” de la Iglesia.

Sobre el monto referido por L’Espresso, el Purpurado hondureño dijo que la Universidad “mensualmente me proporciona más o menos esa cantidad, con la cual pagamos la cuota de los seminaristas, ayudamos a construir y reparar los templos, y damos ayuda económica a los sacerdotes de las parroquias rurales” que no tienen suficiente dinero para subsistir.

El dinero que recibe de la Universidad Católica de Honduras, continuó el Cardenal, también sirve para comprar “los vehículos de las parroquias y para pagar los gastos de salud de los sacerdotes, ya que ninguno de nosotros tiene sueldo”.

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: