El cardenal Piacenza propone celebrar Misas por las intenciones de la Iglesia en Nicaragua

0

El cardenal Mauro Piacenza, Penitenciario Mayor y Presidente de Ayuda a la Iglesia Necesitada, ha propuesto la celebración de Misas por las intenciones de la Iglesia en Nicaragua.

(Vatican.news/InfoCatólica) Ayuda a la Iglesia Necesitada- Italia se ha dirigido a sus benefactores pidiéndoles que muestren cercanía a los sacerdotes y a la población de Nicaragua, haciendo celebrar Misas por sus intenciones. «Es una ayuda fundamental para los ministros de Dios – afirma el cardenal Piacenza, presidente internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada – porque esto les permite vivir de lo cual deberían vivir, es decir, el altar. Además, la Santa Misa tiene un valor infinito para todos y por todo y es la primera contribución a la paz. Una contribución ahora más que nunca esencia para todos los nicaragüenses».

La propuesta se produce tras un charla del cardenal italiano con el cardenal Leopoldo José Brenes Solorzano, en la cual el arzobispo de Managua indicaba que esa sería una de las formas de ayuda más eficaces en apoyo de la Iglesia nicaragüense

Oración, información y acción por Nicaragua

El comunicado de Ayuda a la Iglesia Necesitada informa asimismo que la Fundación pontificia continuará siguiendo de cerca la evolución de los eventos y a dando voz a la Iglesia local: «Una tarea central de la Misión de Ayuda a la Iglesia Necesitada que se acompaña a la ayuda concreta –agrega el cardenal Piacenza– es dar informaciones constantes para estimular la oración y la atención de toda la comunidad cristiana y del mundo hacia dramas tan crueles y bárbaros».

Oración, información y acción. Son las tres directrices que desde siempre guían la obra de la Fundación. En efecto, son numerosas también las campañas de oración por la Iglesia que vive en Nicaragua lanzadas por muchas de las 23 sedes nacionales que Ayuda a la Iglesia Necesitada tiene en todo el mundo, y en particular de la no distante oficina de Ciudad de México. «La oración es el pan del cual vive la Iglesia y el motor de todo – nota el purpurado – es el primer pan, la primera forma de apoyo. Después, obviamente, debemos pensar también al resto».

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: