El cardenal Dolan llama a luchar espiritualmente contra el «poder de la oscuridad» que es el aborto

0

La batalla para terminar con el aborto no se ganará solo en el frente político. Así lo aseguró el Cardenal Timothy Dolan en la Misa de Oración por la Marcha por la Vida en Washington DC. El purpurado aseguró que, primero y ante todo, la luchaa se libra en el frente espiritual donde el aborto debe ser reconocido como un «poder de la oscuridad».

(Life Site News/InfoCatólica) Desde la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, el cardenal advirtió que «las fuerzas a las que nos enfrentamos no son solo las que podemos ver, que ya son ​​lo suficientemente siniestras. Me temo que batallamos también con un eje que no podemos ver, cuyos poderes son más fuertes que ninguno en la creación, salvo uno: nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que se llamó a sí mismo `el Camino, la Verdad y la Vida». dijo en

El cardenal Dolan, arzobispo de Nueva York y presidente del Comité provida de la Conferencia Episcopal de obispos de los EE. UU., dijo que los partidarios de la vida luchan por el «derecho civil a la vida» y la protección legal adecuada  del «pequeño bebé inocente en el útero» y han venido a la Basílica en la vigilia de la Marcha por la Vida para «comenzar este proyecto en oración».

«En este lugar – este hogar – los poderes de la oscuridad tienen miedo. Es la casa donde María es nuestra madre, donde Jesús vive, y donde estamos con la familia », dijo.

«Venimos a admitir de manera realista que hay poderes de la oscuridad en una cultura que el Papa Francisco llama ‘de descarte’ y que San Juan Pablo denominó ‘de muerte’. Como el Papa Francisco a menudo nos recuerda a todos, somos tontos si desechamos el poder de Satanás», continuó.

«Entonces, apuesto a que estamos aquí esta noche para defender, exhortar y hacer lobby, pero también estamos aquí para orar, no como guerreros, sino como apóstoles de la vida, apóstoles armados, no con dinero, ni con odio ni  palabras destructivas, sino, como exhorta nuestro Santo Padre, con ‘amor y alegría’ ».

Dolan instó a todos los presentes a ser «apóstoles de la vida, que como aquellos primeros doce -como se recuerda en la lectura bíblica de la Misa- creyeron en el poder de Jesús y que, tal como cuenta el Evangelio, vieron espíritus inmundos caer ante Él gritando ‘eres el hijo de Dios ‘».

«No es extraño que digamos: ‘damos gracias al Padre que nos liberó del poder de las tinieblas y nos transfirió al Reino de su Hijo amado’», dijo.

Dolan aseguró que así como Martin Luther King Jr. luchó por los derechos civilescuando fueron negados a un grupo de personas, los defensores pro-vida pelean con «pasión por la creencia» de que el «bebé pequeño tiene derechos civiles». también.

Parte de la lucha es «hacer lobby por la vida», dijo. «Nuestros representantes electos, ejecutivos y legislativos, y la judicatura que ellos designan, necesitan ver, escuchar y sentir el poder de las bases y las voces sinceras de millones … estamos aquí para decir que no vamos a rendirnos», dijo.

El cardenal Dolan añadió que los funcionarios electos deben saber que «la razón y la gran tradición estadounidense consagrada en nuestros documentos fundacionales están de nuestro lado».

«Nuestro amor por los bebés y sus madres y padres que luchan, nuestra pasión por una sociedad que ayude y proteja toda vida sagrada, nos mantendrá firmes, porque, tomando prestado el estribillo de mi hermano pastor [Martin Luther King], ‘venceremos’»

La Misa y Vigilia de oración inauguraron la Marcha por la Vida, evento anual en el que cientos de miles de defensores pro-vida convergen en Washington. Este año está previsto que el presidente estadounidense, Donald Trump, dirija unas palabras a los asistentes a la marcha

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: