Comienza Año Jubilar para la Orden de la Merced por sus 800 años

0

El Arzobispo de Santiago de Compostela (España), Mons. Julián Barrio, presidió la ceremonia de apertura del año jubilar por el VIII Centenario de la Orden de la Merced.

El Año Jubilar Mercedario fue concedido por el Papa Francisco y tendrá lugar desde el 17 de enero de 2018 hasta la misma fecha del año 2019, cuando cerrará la puerta del Jubileo.

La ceremonia de apertura tuvo lugar en el monasterio de la Encarnación en Santiago de Compostela, en donde Mons. Barrio abrió la puerta jubilar y se leyó el mensaje que el Papa Francisco ha enviado a la Orden de la Merced.

En la homilía, Mons. Barrio aludió a la histórica labor de liberación de cautivos que ha llevado a cabo desde su inicio la Orden de la Merced, y aseguró que “basta con mirar a nuestro alrededor para ver quién necesita ser liberado”.

“Nos damos cuenta de que vosotros, mercedarios y mercedarias por carisma y todos por compromiso cristiano y humano hemos de ser liberadores según el proyecto de Cristo. Cuando nos encontramos con las personas descartadas por nuestra sociedad, nos estamos encontrando con nuestro propio juez”, aseguró.

También animó a ser más sensibles para “darnos cuenta que estamos pisando tierra sagrada en la que siempre hay que buscar la liberación de tantas esclavitudes materiales y espirituales que pueden oprimir a las personas de nuestros días”.

Mons. Barrio aseguró que este Año Jubilar es “una llamada a la conversión, a renovar la fe y la esperanza que va más allá del simple optimismo” y que en este periodo jubilar se hará memoria “sin añoranza” de la Orden, del camino personal, de la familia religiosa, en donde se percibirá “con más fuerza la providencia del Señor”.

“Entendemos que nuestra vida ha de estar disponible para realizar las obras de misericordia materiales y espirituales, signo de todo proceso de liberación”, aseguró el Arzobispo de Santiago de Compostela.

“Todos necesitamos ser liberados y hemos contribuir a la liberación. El Señor es Dios de salvación”, precisó el Arzobispo y animó a fiarse del Señor, que requiere “entrar en sus designios sin pretender nada, aceptando que su salvación y su ayuda lleguen tal vez a nosotros de forma diferente a nuestras expectativas”.

Durante el Año Jubilar mercedario se puede conseguir indulgencia plenaria si se realizan los pasos habituales que son la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Papa.

Además, en la carta enviada a todos los religiosos y religiosas de la Orden Mercedaria Calzada y Descalza, se indica la conveniencia de realizar una breve peregrinación a los templos jubilares mercedarios, en la medida de las posibilidades de cada uno

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: