8 datos que no sabías sobre Santa Gianna Beretta Molla

0

(RRI) www.radiorenacer.net

“Jamás creí estar viviendo con una santa. Mi esposa tenía infinita confianza en la Providencia y era una mujer llena de alegría de vivir”, dijo en una ocasión Pietro, el esposo de Gianna Beretta Molla.

Por ello, con ocasión de la fiesta de esta madre coraje italiana, que se celebra el 28 de abril, brindamos ocho datos inspiradores que tal vez no conocías sobre la vida.

1.- Fue “médico de los pobres”

Santa Gianna Beretta obtuvo el título de Doctor en Medicina y Cirugía en 1949 en la Universidad de Pavía y en 1952 se especializó en pediatría por la Universidad de Milán.

Según indica su biografía, ella “prefería entre sus pacientes a los pobres”, así como a las embarazadas, a los niños y a los ancianos.

“No olvidemos que en el cuerpo de nuestro paciente existe un alma inmortal. Seamos honestos y médicos de fe”, solía decir.

2.-Contagió a los demás su devoción por la Virgen María

Santa Gianna fue muy devota de la Virgen. Cuando murió su madre, ella le dijo a María: “confío en vos, dulce Madre, y tengo la certeza de que nunca me abandonaréis”.

Ella hablaba de la Madre de Dios a las jovencitas de la Acción Católica y en las cartas dirigidas a su novio Pietro, que luego fue su esposo.

En su libro “Gianna Molla Beretta. Escritos, recuerdos, testimonios”, Pietro indicó que el día de su boda, la santa “donó su bouquet de flores al altar de la Virgen a la cual era tan devota”.

3.-Demostró que se puede alcanzar la santidad en el matrimonio

Gianna conoció a su futuro esposo en una Misa celebrada en 1954. Él era ingeniero y también pertenecía a la Acción Católica. La biografía de la santa describe que durante el noviazgo, ella fue “clarísima en sus propósitos y en proyectar su nueva familia, y al mismo tiempo, era maravillosa transmitiendo a Pietro su gran alegría de vivir”.

La pareja contrajo matrimonio el 24 de septiembre de 1955. Gianna fue “una esposa feliz” y supo “supo armonizar, con sencillez y equilibrio su deberes de madre y de médico”.

Pietro la apoyó en su decisión de no abortar a su bebé, como algunos médicos le sugerían para salvar su vida, y tras la muerte de Gianna, él nunca se volvió a casar y se hizo cargo de los cuatro niños.

El P. Thomas Rosica, Director de Salt and Light TV, describió a Pietro como “un hombre de extraordinaria fe, simplicidad y santidad”.

4.-Rechazó hacerse un aborto “terapéutico”

Al inicio de su cuarto embarazo, los médicos le detectaron un tumor en el útero y le sugirieron que se someta a un aborto “terapéutico” para poder salvarse. Ella se negó y pidió al cirujano que “a toda costa” preserve a su bebé.

Fue operada y la criatura logró salvarse. Antes del parto, Santa Gianna dijo a los médicos: “si hay que decidir entre mi vida y la del niño, no duden; elijan -lo exijo- la suya. Sálvenlo”.

Según indica su biografía, la santa consideraba que su bebé “tenía los mismos de vivir” que sus otros tres hijos y que ella “solo era el instrumento de la Providencia para que esa nueva criaturita viniera al mundo”.

5.-Dio a luz a su última hija durante un Sábado Santo

La biografía de la santa precisa que el 21 de abril de 1962, un Sábado Santo, ella dio a luz a su cuarta hija, Gianna Emmanuela, por cesárea.

Una hora después del parto, Santo Gianna empezó a sufrir dolores abdominales y fiebre debido a una peritonitis séptica. Su condición se agravó en los días siguientes. En medio de los sufrimientos ella recibió la Eucaristía y no dejaba de pronunciar jaculatorias de amor a Jesús.

Murió el 28 de abril a los 39 años.

6.-La hija que salvó leyó una carta suya ante miles de familias  

El 26 de septiembre del año 2015, Durante el Encuentro Mundial de las Familias (EMF) realizado en Filadelfia (Estados Unidos), Gianna Emanuela leyó una carta de amor que le escribió su madre a su padre cuando ambos aún eran novios.

Luego la hija de la santa saludó al Papa Francisco y le regaló una reliquia de su madre.

7.-Tres de sus hermanos abrazaron la vida consagrada

Según su biografía, Santa Gianna era la décima de trece hijos y tres de sus hermanos abrazaron la vida consagrada.

Su hermano Enrico perteneció a la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y fue misionero en Brasil. Giuseppe, otro de sus hermanos fue sacerdote en la diócesis italiana de Bérgamo y su hermana Virginia fue religiosa en la congregación de las Hijas de la Caridad Canossianas.

Sor Virginia expresó en una ocasión que mientras estaba en la India como misionera, “de forma inesperada y providencial, el Señor me hizo regresar a Italia a tiempo para alcanzar a Gianna, justo cuatro días antes que ella muriera. Pude así asistirla y confortarla en esos momentos tan dolorosos y preciosos a los ojos de Dios, y de esos momentos guardo un recuerdo muy vivo”.

8.- Fue beatificada y canonizada por San Juan Pablo II

Gianna Beretta Molla fue beatificada por San Juan Pablo II el 24 de abril de 1994, durante el Año Internacional de la Familia; y canonizada por el mismo Pontífice 16 de mayo de 2004. Es patrona de la defensa de la vida.

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: